El 80% de los infantes de El Alto tiene anemia

El 80 por ciento de los infantes de cero a cinco años de edad de la ciudad de El Alto, es decir 82.400, padece anemia, debido a malos hábitos alimenticios, como la ingesta de golosinas en lugar de frutas, verduras o lácteos.

Los datos corresponden a las estadísticas levantadas por la Unidad de Seguridad Alimentaria y Nutrición del Servicio Regional de Salud (Seres) de El Alto, con base en información de los centros de salud.

Además, según esta estadística, 15.450 infantes, el 15 por ciento de los 103.000 alteños de entre cero y cinco años de edad, viven con desnutrición crónica y aguda, debido a la pobreza, la mala alimentación e incluso por la falta de nutrientes en la madre.

Al identificar los factores que provocan la anemia, la responsable de esta unidad, Rosario Chávez, indicó que ésta se debe a que las madres suelen comprar a sus retoños golosinas, como chizitos, pipocas, galletas, dulces, etcétera, en lugar de alimentos nutritivos.

La anemia fue definida por la especialista como una insuficiente cantidad de glóbulos rojos en la sangre. Explicó que no necesariamente implica desnutrición, aunque los desnutridos siempre tienen anemia. Pero la anemia conduce a la desnutrición, porque en el caso de El Alto se produce por una mala alimentación, es decir carente de proteínas y vitaminas.

“Definitivamente la falta de una buena alimentación, proveniente  de la pobreza y la escasa información que se tiene sobre cuáles deben ser los alimentos que debemos consumir y proporcionar a nuestros hijos, causa una desnutrición en los menores”, señaló Chávez.

La jefa de la Unidad de Promoción de la Salud y Prevención de Enfermedades del Seres, Ángela Alanes, aconsejó la lactancia materna porque es un factor de gran importancia para el desarrollo de los niños.

Indicó que si la madre da de lactar a su hijo o hija, lo protege contra todo tipo de enfermedades, ya que otro tipo de leche crea contaminación. Dijo que lo mejor sería que la leche materna sea proporcionada hasta los dos años de edad y a partir de los seis meses dotarles a los niños de alimentos sólidos.

Alanes explicó que la desnutrición crónica es el proceso por el que las reservas orgánicas del cuerpo se agotan ante la falta de proteínas, y que se puede observar en el retraso del crecimiento o desarrollo de los niños y niñas en peso y talla. Este tipo de desnutrición abarca un proceso largo seguido de enfermedades.

La aguda se produce cuando el cuerpo gastó sus propias reservas energéticas y se manifiesta en el enflaquecimiento de los niños.

Hábito alimenticio

La responsable de la Unidad de Seguridad Alimentaria y Nutrición del Servicio Regional de Salud (Seres) de El Alto, Rosario Chávez, dijo que las madres, ante la carencia de recursos económicos, deben alimentar a sus hijos con verduras, frutas y cereales, como amaranto  y quinua.

Las chispitas nutricionales se entregan  en domicilios

El Servicio Regional de Salud (Seres) y el Ministerio de Salud conformaron 100 brigadas encabezadas por personal médico de los centros de salud de la red municipal para, a partir del 15 de septiembre, iniciar una campaña de distribución de chispitas nutricionales domicilio por domicilio.

La responsable del área de nutrición, Rosario Chávez, informó que se  entregan micronutrientes y vitaminas a niños y niñas menores de cinco años.  Manifestó que la dotación se la efectúa en los domicilios porque las mamás no acuden a los centros de salud para obtener estos nutrientes y porque carecen de información al respecto.

“En los centros de salud se les dota de estos elementos, se les explica, pero las madres no vuelven por ellos y se olvidan de pasar por estos lugares para obtenerlos. Entonces, lo que vamos a hacer es llegar hasta los niños para que no se desabastezcan de estos micronutrientes y recordar a las madres y padres que son gratuitos y que pueden recogerlos en cualquier momento”, dijo.

“Se visitarán las viviendas de las personas que tengan niños menores de cinco años y se entregará a la madre dos sobres con 60 unidades de chispitas nutricionales”.

No evaluaron el desayuno

El impacto del desayuno escolar o alimento complementario en la nutrición de los niños no fue evaluado en las anteriores gestiones municipales.

El responsable del desayuno escolar del Gobierno Municipal alteño, Ivar Iriarte, indicó que en la presente gestión edil se llevan a cabo tres tipos de evaluaciones que concluirán a fin de año en el mejoramiento o continuidad del desayuno escolar.

“Se lo efectuará   al principio de la gestión, a mediados de año y al finalizar el programa académico, cuando se obtendrán los datos precisos”.

Iriarte explicó que la información recabada podrá redundar en el mejoramiento de la dotación del desayuno en las próximas gestiones escolares. En las indagaciones, también se preguntará a los estudiantes sobre sus preferencias y la aceptación o rechazo de los productos distribuidos con el desayuno escolar.

“Llevaremos a cabo evaluaciones médicas de peso y talla relacionadas con la edad y la fecha inicial en la que se tomaron las primeras pruebas, éste es un proceso ya que la nutrición debe ser constante y no se debe abandonar”.//La Razón

No hay comentarios

Todo comentario es bienvenido y se agradece. Comenta dentro del marco del respeto y evita hacerlo como "ANÓNIMO" (Sobretodo si quieres recibir respuesta). Si tienes alguna sugerencia escribe a través del formulario de contacto.

Con la tecnología de Blogger.