La feria campesina de Villa Dolores es el reflejo del movimiento económico de El Alto

“Llevate caserita: zanahoria, te voy a dar a 25 bolivianos la lata, fresquita, recién llegadita de Caranavi”, dice Martha Tola, que desde hace más de tres años vende verduras en la feria campesina de Villa Dolores.

Como ella, centenares de comerciantes se dan cita todos los martes y viernes en la feria alteña que, según el oficial mayor de Promoción Económica de la comuna alteña, Édgar Velasco, en la última década se ha convertido en el máximo referente del movimiento económico de esta urbe.

Cada día de feria se estima que participan más de 2.000 vendedores y reciben a más de 3.000 visitantes  de La Paz y El Alto, por lo que fácilmente se logra generar un movimiento económico de al menos medio millón de bolivianos.

“La fruta y verdura es la más barata que se vende en los mercados tanto de El Alto como de La Paz, porque se las comercializa del productor al consumidor”, señaló la presidenta de la Junta de Vecinos de Villa Dolores, Fátima Machaca.

La principal característica de esta feria campesina, que se extiende desde la calle 2 de Villa Dolores hasta la plaza Niño Jesús (a pasos del Faro Murillo), es que todos los productos que comercializan los afiliados lo hacen al por mayor. Por ejemplo, la zanahoria se vende a 25 bolivianos la lata (más de una arroba), la papa se vende por arroba a 25 bolivianos también, y mucho más barato por carga. El centenar de naranjas se encuentra desde 45 bolivianos, etc.

“La papa llega desde Chuquisaca, Potosí y Cochabamba, en la avenida Panorámica tenemos variedad de papa, inclusive peruana”, señaló la representante de los vecinos.

En este marco, según Carlos Oropeza, jefe de la unidad de Servicios Municipales y Asentamientos de la comuna alteña, actualmente un total de 36 asociaciones gremiales venden sus productos en este conocido mercado campesino.

“Las 36 asociaciones que se asientan en la feria se encuentran respaldadas desde 1990 mediante una ordenanza municipal, y sindicalmente están organizadas desde los años 80, la mayoría de estas asociaciones cuenta con un promedio de 200 a 300 afiliados, pero existen algunas de las provincias que tienen más de 1.000 afiliados”.

Entre las agrupaciones gremiales más representativas están LMA, que es una asociación de sectores productivos de cuatro provincias, la asociación de productores Sagrado Corazón y Las Cañas, que son productores que llegan exclusivamente desde Caranavi a Villa Dolores.

Sin embargo, según Fátima Machaca, paralelamente existen otras asociaciones de comerciantes que se asientan en las calles de Villa Dolores de forma clandestina.

“Estas asociaciones disgustan a los vecinos porque sobrecargan el sector y al no estar registradas no podemos trabajar con ellos en reordenamiento o limpieza”, dijo.

Ventajas de la feria

Según el responsable de Asentamientos del municipio alteño, todas las personas que se acercan a la feria alteña a realizar sus compras se van totalmente satisfechas por la variedad de productos que encuentran y los precios accesibles.

“Los vendedores de la feria de la Ceja y de otras zonas realizan sus compras en Villa Dolores y posteriormente revenden esos productos, incluso los comerciantes de mercados y restaurantes de La Paz vienen a realizar sus compras en este lugar”, dijo.

Y es que los días de feria, desde las 06.30 a 07.00, miles de visitantes ya están haciendo sus compras en la importante feria alteña.

“Yo vengo desde Villa Copacabana, tengo mi negocio de comida y realmente comprando en este mercado logro ahorrar bastante”, señaló Rocío D., que cada semana acude a Villa Dolores para hacer compras.

Según Oropeza, “incluso los propietarios de los restaurantes dicen que gracias a los precios económicos de la feria se pueden preparar alimentos para venderlos a un precio al alcance de la ciudadanía”.

Un importante sector de la feria se encuentra entre las calles 7 y 8 de la villa, donde se asientan los comerciantes de frutas.

“Tenemos variedad, hay fruta que llega al por mayor de Caranavi y otros sectores de los Yungas paceños, y los precios son bajos”, dijo María Chura, vendedora de fruta.

Las caseritas venden naranjas, manzanas, papaya, plátano y otras variedades de fruta, de acuerdo con la estación del año.

“Por ejemplo, ahora por la fiesta de Todos Santos, los comerciantes traen algunas novedades en cuanto a frutas como las piñas y sandías”, indicó Fátima Machaca.

Muchas personas de La Paz llegan muy temprano a este sector para escogerse buena fruta y regatear un precio accesible.

“Yo vendo jugo de naranja en la Pérez Velasco y me vengo a comprar naranjas por carga, me vale aproximadamente 130 bolivianos y ahorro bastante en relación con los precios de esta fruta en La Paz”, contó Sixto Chambi, comerciante.

Los vendedores de mercados de El Alto también se abastecen de productos de esta importante feria.

“Tengo un puesto de verduras en la Ceja, y mi hermana vende frutas en el mismo mercado, nos va bien, pero todo se debe a que nos abastecemos del productor al consumidor en esta feria y podemos ponerle un precio un poco más alto en la Ceja, recuperamos la inversión y salimos ganando”, contó Sabina Mamani, comerciante.

Así como Mamani, muchas otras personas aprovechan las ofertas de los comerciantes de Villa Dolores.

“Tengo mi puesto de venta de horneaditos en la feria 16 de Julio y compro todas las verduras para la guarnición aquí, son muy económicas”, dijo Romy Quispe.

Novedades en la feria campesina

Según la presidenta de los vecinos de Villa Dolores, cerca de fin de año, los comerciantes comienzan a aprovisionarse de más productos para acrecentar sus ventas.

“Para fin de año, de la avenida Antofagasta a la Tiwanaku también se aglutinan comerciantes de ropa, de línea blanca, de artefactos y de otros productos novedosos a precios muy convenientes”.

Y es que este sector es la vitrina para que los comerciantes puedan vender sus productos.

“Antes, sólo vendíamos verduras y frutas, pero como tenemos tantos visitantes, tenemos que aprovechar de vender otras cosas que nos generen mayores ganancias. Por ejemplo, estamos trayendo un lote de planchas, calderas eléctricas, secadoras de cabello y otros que recién venderemos a mediados de noviembre”, contó Tina Toledo.

Para los visitantes, los precios de estos productos son más baratos.

DATOS

Villa Dolores es considerada la primera urbanización que dio origen a la ciudad de El Alto.

Su fundación tuvo lugar a partir de 1940, creándose en esta década la zona de Villa Dolores con 1.087 manzanos, muchos de los cuales se desmembraron en otras zonas.

Infraestructura: la zona cuenta con nueve unidades educativas fiscales y con cinco establecimientos privados, un centro de salud y dos nosocomios, entre ellos el hospital Iraní.

Gremiales: actualmente, al menos 36 asociaciones de gremiales participan formalmente de la feria alteña de Villa Dolores, que se realiza todos los martes y viernes.

Visitantes: se calcula que los días de feria, los comerciantes reciben la visita de más de 2.000 personas de la urbe alteña y más de 3.000 compradores que llegan de los barrios de la ciudad de La Paz.

Los comerciantes alistan la feria de Todos Santos

Según la presidenta de la Junta de Vecinos de Villa Dolores, Fátima Machaca, la siguiente semana se iniciará la feria de Todos Santos en la plaza Juana Azurduy, de Villa Dolores, al centro del sector donde se realiza la feria campesina.

“Luego de una serie de negociaciones, se determinó que la feria de Todos Santos se realizará en la calle 6”.

La realización de este evento, que se replica cada año en este sector y aglutina a una gran cantidad de vendedores, estuvo en riesgo, puesto que, según Machaca, los vecinos no querían la feria en este sector.

“Instituciones que apoyan a los niños discapacitados, la iglesia Sagrado Corazón de Jesús y otras entidades mandaron una carta a la Federación de Juntas Vecinales para que no se realice la tradicional feria. Pero junto con los gremiales y otros sectores logramos consolidar un feliz acuerdo favorable para comerciantes y vecinos”, precisó.

La negociación determinó que los comerciantes de la feria de Todos Santos se podrán ubicar únicamente en la plaza Juana Azurduy, durante la semana que dure el evento.

Por tanto, desde este sábado, la gente podrá degustar deliciosos maicillos, biscochuelos, merengues y otras masitas. Además podrán comprar las caretas para la realización de las tradicionales t’anta wawas.

“A esta feria específica vienen visitantes de todos lados, principalmente los panificadores, porque se venden las máscaras al por mayor y a precios de costo, lo cual es muy conveniente para el sector”, dijo.

La representante de los vecinos de Villa Dolores aseguró que ferias como ésta se realizan en vísperas de Navidad, Carnaval y otras fechas, por lo que se tiene proyectado buscar un sector donde asentar ocasionalmente a estos feriantes para que puedan trabajar sin perjudicar a los demás vecinos.

Se prevé la construcción de un megamercado en Villa Dolores

Dado que la feria campesina de Villa Dolores es un espacio que tiende a crecer, la comuna alteña tiene planificada la construcción de una infraestructura especial que aglomere cómodamente a todos los comerciantes de este sector.

“Se trata de un proyecto que fue denominado Ciudad Comercio, previamente se harán los estudios pertinentes y posteriormente se procederá a la socialización del proyecto con la entidad matriz de los comerciantes y cada una de las asociaciones”, señaló el jefe de la unidad de Servicios Municipales y Asentamientos de la comuna alteña, Carlos Oropeza.

Se trata de dar a estos comerciantes, que se asientan sobre las calles 2 a 8 de Villa Dolores, una infraestructura moderna con las comodidades tanto para el vendedor como para el comprador.

“Este proyecto está aún en estudio; se necesita la realización de estudios específicos para identificar el área donde se pueda construir la nueva infraestructura, para verificar la cantidad de asociaciones gremiales que puedan entrar a la nueva infraestructura”.

En este marco, Braulio Rocha, ejecutivo de la Federación de Gremiales de El Alto, señaló que su federación se encuentra trabajando junto al municipio en el proyecto del megamercado, donde puedan ingresar las vendedoras que hoy se encuentran en las calles.

“Nuestras compañeras se encuentran a la intemperie y expuestas a una serie de peligros, no nos oponemos a ese proyecto, pues desde la federación lo queremos trabajar con sumo cuidado para que nuestros compañeros se puedan ganar el pan del día dignamente y ya no ser apuntados como generadores del desorden de la ciudad”, indicó el dirigente.

Por su parte, el oficial mayor de Desarrollo Económico de la comuna alteña, Édgar Velasco, indicó que se manejan varios proyectos de ordenamiento gremial como el de Ciudad Comercio, pero remarcó que cualquiera de estos precisa necesariamente la socialización con el sector gremial para no afectar sus fuentes de trabajo.

“Todavía estamos trabajando en la primera parte que es de planificación. Cuando ya lo tengamos plasmado en un proyecto, comenzaremos con la socialización para que sea aceptado por los sectores involucrados, y luego de su aceptación recién se comenzará con su ejecución”, agregó Velasco.// Cambio

No hay comentarios

Todo comentario es bienvenido y se agradece. Comenta dentro del marco del respeto y evita hacerlo como "ANÓNIMO" (Sobretodo si quieres recibir respuesta). Si tienes alguna sugerencia escribe a través del formulario de contacto.

Con la tecnología de Blogger.