El Estado espera que el satélite Tupac Katari incida en la gestión y el uso de la tecnología

La Agencia Boliviana Espacial (ABE) tiene la expectativa de que el satélite Túpac Katari garantice desde diciembre de 2013 no sólo los servicios de telecomunicaciones en el 100 por ciento del territorio nacional, sino que también impacte en la industria del software, en la gestión de riesgos y en la seguridad de fronteras. En octubre parten 64 profesionales bolivianos a China para capacitarse en el manejo, comando y operación de la nueva tecnología.

El director de la ABE, Iván Zambrana, en entrevista con el Periódico Digital PIEB explicó que el satélite estará instalado en la órbita espacial a 36.000 kilómetros de la superficie terrestre, dotado de antenas y reproductores de microondas, lo que garantizará la cobertura en telecomunicaciones en todo el territorio nacional. En estas condiciones, se cree que también impactará en la industria del software, en la eficacia de sistemas de alerta temprana para la gestión de riesgos contra los desastres climáticos, así como en la seguridad de fronteras.

Tecnología en BoliviaPor razones geofísicas, el satélite estará situado sobre la línea del Ecuador, en una latitud cero. Pero las antenas estarán concentradas en el país. Toda esta tecnología será operada, comandada y administrada de manera autónoma por los profesionales bolivianos, capacitados por la Corporación Industrial Gran Muralla de China (CGWIC por sus siglas en inglés).

“Permitirá que sí el Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología (Senamhi) pone estaciones meteorológicas al pie de los glaciales, estas puedan enviar datos vía satélite a las ciudades varias veces al día en tiempo real. El satélite es una plataforma sobre la cual se puede construir sistemas de alerta temprana, salvar capitales, propiedades e incluso vidas”, aseguró.

La comunidad dedicada a la elaboración de software será una de las más beneficiadas a partir del funcionamiento del satélite, dijo el electrónico, pues la conectividad a internet hasta el último centímetro cuadrado de territorio boliviano, le permitirá a instituciones situadas en la frontera como el Servicio Nacional de Migración o la Aduana Nacional contar con programas informáticos especializados para identificar, por ejemplo, el estado legal de una persona nacional o extranjera que quiera pasar por un punto fronterizo.

“Sólo mirando el número de carnet se podrá ver si esa persona tiene arraigo, tiene algún proceso pendiente. Entonces, alguien debe elaborar programas como para el computador en la frontera, y el servidor en la ciudad; ese proceso de modernización, digitalización e informatización va ocurrir en casi todas las actividades, será un impulso increíble para la industria del software”, manifestó.

A partir del funcionamiento del satélite, Zambrana dijo que los puestos fronterizos estarán mejor comunicados y, en la medida de que se vayan implementando y modernizando esas instituciones, tendrán acceso a diferentes bases de datos. “Un policía en la frontera va poder poner una placa de un coche y saber quién es el dueño, si el auto es robado o no, cruzar información”, acotó.

“Desde cualquier punto del país la gente va poder estar conectado por celular, pero para eso hace falta que una empresa ponga cerca una radio base que vía satélite estará conectada al núcleo de radio móvil, podrá ver internet, ver televisión y acceder a redes empresariales; en síntesis el satélite permitirá generar ganancias y bienestar a los bolivianos”, sostuvo.

El satélite Túpac Katari le costará al Estado boliviano 295,5 millones de dólares, además de 4 millones de dólares destinados al lanzamiento de la nueva tecnología, y a la última fase de fabricación del satélite, a las pruebas previas del satélite antes de su lanzamiento, a la construcción de estaciones terrenas, los pasajes de los becarios y la promoción del acontecimiento.

Profesionales rumbo a China
Después de un proceso de selección tras una convocatoria pública, de 1.746 postulantes, 600 profesionales quedaron en carrera y habilitados para dar su examen final el 22 de septiembre, para acceder a las becas del programa de transferencia tecnológica y entrenamiento en China, sobre el conocimiento y especialización en tecnología espacial.

De los habilitados, 74 serán seleccionados para ir a China y trabajar posteriormente en la Agencia Boliviana Espacial, 64 partirán en octubre, y 10 el próximo año. “El requisito mínimo era ser profesional boliviano con nivel licenciatura, porque hará una labor muy delicada, parecida a la de pilotear una nave espacial”, dijo.

Se convocó a profesionales ingenieros de las carreras industrial, mecánica, telecomunicaciones, aeronáutica, sistemas, electromecánica, matemática, física, químico informática, y otros relacionados.
De los elegidos, 30 serán capacitados en formación terrestre (tecnología, operación y mantenimiento de las estaciones terrenas de control del satélite); 34 en formación espacial (diseño u procesos de fabricación de satélites de telecomunicaciones), y diez en formación del telepuerto.

En la región, Venezuela ya adquirió su satélite de telecomunicaciones en 2008, y Brasil lo viene haciendo desde hace 30 años. A pesar de ello, Bolivia estará entre los pocos países que cuenta con ésta tecnología en Sudamérica.// PIEB

Comentarios