17 dic. 2012

Identifican ocho problemas en la Ceja, El Alto

Plantean crear nuevas centralidades para aliviar el tráfico vehicular y comercial.

La investigación “Género y Espacio Público. La Ceja Segura, Intercultural, Habitable y Respetuosa con el Medio Ambiente”, realizada por la Red Hábitat, identifica que el deficiente aseo urbano, la obsoleta red de alcantarillado sanitario, una baja cobertura de la red de drenaje pluvial, la ausencia de vegetación, la contaminación por actividades económicas, la inseguridad ciudadana, el congestionamiento vehicular y una deficiente sanidad ambiental son los ocho problema más relevantes de la Ceja de la ciudad de El Alto.

David Quezada, director Ejecutivo de la institución, informó que el estudio se elaboró con un enfoque de género y espacio público y verifica que son las mujeres y sus hijos quienes están expuestos a un daño en la salud, en la calidad de vida y en la habitabilidad debido a las características mencionadas.

Noticias de El Alto, BoliviaLa ceja, un problema.  Quezada explicó que la Ceja es la expresión de todos los problemas urbanos de El Alto, pues se ha constituido en un entorno compuesto por barrios, con un espacio ocupado por instituciones públicas y privadas, con todo tipo de comercio formal e informal y una alta concentración de personas y líneas de transporte público. “En síntesis, existe un alto deterioro del espacio público, porque se estima de más de 80.000  personas trabajan en la Ceja, la mayoría de ellas son mujeres (80 por ciento) que ocupan el espacio público en actividades económicas del comercio informal”.

La apropiación del espacio público, según Quezada, es un problema central y merece ajustes. “Las calles se convierten en espacios que sirven para cocinar, se convierten en baños públicos, se instalan puestos comerciales móviles y semifijos, se construyen quioscos fijos que sólo sirven de depósito porque las comerciantes prefieren vender en las calles, la vivienda se usa como comercio y el espacio de venta sirve a momentos como vivienda”.

Sobre el problema de la contaminación acústica, dijo que es causado por los bocinazos de los 36.000 vehículos que circulan a diario por el sector y los parlantes de los negocios; mientras la contaminación visual es propiciada por la exagerada existencia de publicidad, y la contaminación por residuos, atribuible a la acumulación de basura orgánica. “Finalmente, se establece que la existencia de lenocinios y prostíbulos en la zona 12 de Octubre contribuye a la delincuencia e inseguridad”.

La propuesta.  De acuerdo con Quezada, para hacer frente a los diversos problemas que tiene el lugar, lo que se debe hacer es desconcentrarlo, reubicando especialmente los ambientes de la Alcaldía y la Gobernación en espacios más adecuados y libres. “Además se debe crear nuevas centralidades fortaleciendo la administración distrital, lo que significa la descentralización administrativa de la Alcaldía. Otra propuesta sería reubicar el aeropuerto y convertir esa área en un centro de gestión y parque urbano central; el probable (sitio de la nueva ubicación de la terminal aérea) sería Amachuma y tendría vinculación directa con la zona Sur de La Paz a través de Achocalla, sin tener que atravesar la Ceja”.

Con referencia a la descongestión del tráfico vehicular, dijo que se debe elaborar un plan que considere la interconexión distrital con base en rutas internas por distritos y conexión metropolitana.

366 mil personas transitan a diario por la Ceja de la ciudad de El Alto, según detalla la investigación.

Otra de las propuestas con referencia al congestionamiento vehicular es la restricción en la Ceja, recuperar el espacio público para peatones, seleccionando calles sólo para la circulación de peatones bajo la normativa de uso y cuidado. Otro es reorganizar y optimizar el diseño de los puestos de venta ubicados en las aceras y el mejoramiento integral de las pasarelas o construcción de nuevas, ubicadas de tal manera que ayuden a la circulación eficiente de las personas. Con referencia a evitar la contaminación ambiental, se plantea renovar los vehículos con antigüedad de más de 25 años; reglamentar, controlar y medir las emisiones de ruidos, y ejecutar normas ambientales para su preservación.// El Diario

Publicar un comentario

Todo comentario es bienvenido y se agradece. Comenta dentro del marco del respeto y evita hacerlo como "ANÓNIMO" (Sobretodo si quieres recibir respuesta). Si tienes alguna sugerencia escribe a través del formulario de contacto.

Start typing and press Enter to search