Bibliotecas están vacías, la Internet les gana

No es la mejor fecha para evaluar el uso que estudiantes y población en general le dan a las bibliotecas municipales, ya que no han comenzado las clases. Sin embargo, llama la atención la poca cantidad de lectores que acude a estos centros para pasar un par de horas leyendo un libro educativo, novela u otro tipo de consulta o duda que busquen despejar. Los salones de las bibliotecas lucen apagados y los datos sobre la frecuencia de lectores así lo demuestran. Pocas personas acuden a las bibliotecas y la tendencia lleva más a realizar consultas en la Internet. Esta realidad tiene a los centros de lectura de los barrios con cantidades limitadas de libros. La tendencia lleva a modernizar las bibliotecas con archivos virtuales.

La lectura atrae a pocos. En la biblioteca central encontramos a una joven, que sentada en solitario realizaba algunos ejercicios matemáticos y luego tenía planeado leer algo de historia y literatura. "Me estoy preparando para el PAB", indicó Claudia, al referirse al examen de ingreso a la Universidad Autónoma Gabriel René Moreno. Ella compartía un salón de al menos 10 por 12 metros, con otra persona que leía una novela. Solo ellas dos acudían el pasado jueves a la biblioteca municipal, ubicada sobre el primer anillo y la avenida Busch.

En los colegios, los profesores insisten en la lectura. C
on 20 años de experiencia, Teresa Barba, profesora de literatura, insiste en que "se debe seguir leyendo libros y acudir a las bibliotecas, no es bueno bajar todo de Internet". Además, la educadora asegura que  durante la gestión 2012 instruyó a sus alumnos leer Los árboles mueren de pie, 100 años de soledad, Sangre de campeón y ¿Quién se ha llevado mi queso? "Entre ellas destacan literaturas reconocidas como la obra del colombiano Gabriel García Márquez y otros títulos de motivación personal, para orientar a los chicos", explica la profesora Barba. "A través de los libros se abre la mente de los chicos y con los libros físicos  se conoce a cabalidad la veracidad del dato", complementó.

Para esa orientadora los libros nunca pasan de moda y está de acuerdo en que sus alumnos deben crecer junto al desarrollo de las tecnologías, pero insiste en motivar la lectura. "Deben hacer más bibliotecas en los barrios y crear programas que motiven a los estudiantes, por ello yo les pido que visiten las ferias de libros y que lean seguido", precisó. 

El análisis del Municipio.
Isabel Rojas, que es encargada de la biblioteca central, comenta que la afluencia de lectores no es de las mejores, pero tampoco dejan de acudir, aunque no en las cantidades que lleven a comprometer una inversión económica considerable y que estas diferencias son las que impiden que las bibliotecas de los barrios se desarrollen con más títulos y temática. "En la biblioteca central del municipio hay más de 8 mil títulos a disposición de los lectores y en los barrios, en algunos casos, llegan solo a 1.500 libros", comenta, mientras adelanta que ya existe una propuesta para modernizar las bibliotecas, dotándolas de computadores, servicio de Internet inalámbrico y "las tabletas, que son lo que más se está utilizando y donde se puede cargar miles de libros digitales, todo este trabajo apunta a que los chicos vuelvan a las bibliotecas".

Acceder a un libro es de las cosas más sencillas, basta con visitar una biblioteca y consultar al bibliotecario sobre la temática de interés, y si la idea es leer en casa, solo se necesita un carnet que acredita al lector como afiliado al centro de lectura. Solo se invierte el tiempo que toma acceder a la credencial.

El Municipio no baja los brazos y apunta a seguir construyendo y remodelando bibliotecas o centros culturales, tal es el caso de la edificación estrenada el pasado miércoles en el barrio San Luis, aunque al momento de la inauguración solo se apreció un edificio vacío, con algunos muebles y unos cuantos libros para infantes.

La inversión económica en la construcción de 1.112,51 m2 es de dos millones de bolivianos, esta tiene capacidad para albergar a 120 personas y cuenta con dos salas de lectura, un salón de uso múltiple, tres salas de guardados de libros, dos baños, dos áreas de cocinetas, baños para minusválidos, dos oficinas de administración, un área de secretaria y circulaciones verticales. También tiene salas para equipos audiovisuales, ambientes necesarios para libros virtuales, computadoras con Internet y diferentes salas de capacitación para que sean utilizadas por los niños y adultos a cargo de implementar por la Dirección de Cultura, rampa de acceso para las personas con discapacidad y una plaza continua para la recreación de los visitantes.

Infraestructuras
Apostar a crear más bibliotecas

Inusual. La secretaria de Parques y Jardines, Angélica Sosa, informó que ya están en funcionamiento bibliotecas con moderna infraestructura, en el barrio Hamacas del Distrito 2, en la Av. Alemania del Distrito 5 y el barrio Los Chacos del Distrito 6 con similares características. Sosa comenta que también se construirán otras tres en los distritos 3, 7 y 8, en la ciudad de Santa Cruz para continuar trabajando en beneficio de los vecinos, acercando la cultura en los barrios, recordando que durante el mes de septiembre del 2012 se entregaron cerca de 60 obras en Desarrollo Social y Humano impulsando así la cultura. El presupuesto para cultura es de 13.331.500 millones solo para actividades y programas de la Casa de la Cultura, sin contar con las demás inversiones en obras de infraestructura y apoyo a programas externos del Gobierno Municipal. La inversión supera el 40% que la gestión 2012.

Incentivos
Juegos didácticos para leer más

Motivar. En la biblioteca del barrio Hamacas se desarrollan diversas actividades que buscan motivar la lectura en los niños y que ellos contagien esa inquietud a sus padres y familiares, y trasladar así el hábito en toda la familia. Los niños, en su afán de aprender y conocer más del mundo que habitan, son quienes más inquietud demuestran al momento de encarar un libro, ya sea de cuentos y fábulas o de aprendizaje escolar. Por ello es importante que los padres funcionen como entes motivadores, que de manera adicional tomen la posta de los profesores en las aulas y que el trabajo de aprender no se limite al horario escolar. La lectura debe ser divertida y no causar tedio en los chicos, tampoco forzada y menos un castigo, ya que eso puede marcar el inicio de un desapego al hábito de la lectura. Por ello se debe motivar a los niños con lecturas diversas y adecuadas a su edad y capacidad.

Libros
En los barrios leen menos

Objetivo. Promover el hábito de la lectura, la investigación y el desarrollo intelectual, a partir de la provisión temporal de material bibliográfico y otros a los estudiantes, lectores,  investigadores y público en general, son los parámetros que se traza la administración de bibliotecas, que durante la pasada gestión 2012 registró una actividad moderada de lectores, donde se aprecia que la tendencia de asistencia la tienen los estudiantes, que solicitaron 11.843 libros y asistieron 42. 940 lectores, de los cuales =15.471 fueron colegiales, 9.785 universitarios y 7.684 lectores ocasionales, entre ellos amas de casa y lectores de novelas literarias. La administración de bibliotecas municipales reconoce que son cifras bajas y que la población no muestra mucho interés en la lectura. Por ello buscan modernizar los centros implementando tecnología nueva y poder incrementar la cantidad de lectores  en colegios y universidades.

Punto de vista: Óscar Gutiérrez - Escritor, Catedrático y Poeta

"A promover espacios para el  consumo y disfrute'
Cultivar el hábito de la lectura en nuestra ciudad es aún una tarea que requiere ingentes esfuerzos e imaginación. Una de las razones que explica esta tristeza social es que vivimos en un entorno sometido cruelmente a baños diarios de frivolidad, banalidad y superficialidad, por lo cual los cruceños estamos literalmente enterrados, hasta el coto, de información "basura". Por ello, quienes sabemos lo fecundo y útil que es el dejarse atrapar por un libro, y padecemos la indecible felicidad que es el saberse abducidos-secuestrados-seducidos por el hábito de la lectura, es que debemos generar espacios para promover su consumo y su disfrute.

De hecho, el próximo jueves comienza en nuestra ciudad una experiencia bautizada como "Escuchar Poesía 2.1", la misma que, una vez por mes, ofrecerá a los cruceños un espacio para el disfrute de la poesía, lo que podría detonar en los asistentes el acercarse al género y, ojalá, incorporarlo en su vida. Experiencias como esa, con seguridad, se convierten en auténticas semillas ciudadanas. Por otro lado, la descentralización del sistema de bibliotecas públicas bien podría tener un impacto positivo en los diferentes distritos cruceños. Pero, para ello, más allá de la infraestructura (dichos edificios son, francamente, atractivos), se necesitarán altas dosis de imaginación y eficiencia para que los respectivos entornos (escuelas cercanas, vecinos, asociaciones de padres de familia, etc.) se "apropien" de ellos, haciendo suyos los ladrillos y los libros. Finalmente, cada vez es más frecuente encontrarse con personas que poseen dispositivos de lectura digital, lo cual, por supuesto, es una alternativa "hipervaliosa" a la hora de acceder a textos que, de otro modo, serían "inencontrables" por precio o por acceso. Por lo que Internet, también en este tema, es un punto de inflexión que revoluciona el escenario de la lectura a nivel global y local. En resumen, convertir a Santa Cruz en una ciudad de lectores es, todavía, una utopía en construcción... pero hacia allá vamos.// El Día

Comentarios