El Alto: Fedepaf y Gobierno firman acuerdo; levantan bloqueos

Los padres de familia de El Alto y el Ministerio de Educación lograron anoche, a las 23.00, un acuerdo y se levantaron los puntos de bloqueo. Los papás dejarán de pagar a los docentes de informática, señala el documento.

Tras diez horas de diálogo entre el ministro de Educación, Roberto Aguilar, el viceministro de Educación Regular, Juan José Quiroz, y los dirigentes de la Federación de Padres de Familia (Fedepaf), se firmó un acuerdo de 22 puntos.

El pacto estipula, en su punto principal: A partir de la fecha, los padres de familia no deben pagar por la enseñanza del manejo de las computadoras. En ese sentido, las salas de computación de las unidades educativas deben ser utilizadas por las y los maestros de las diferentes materias para el desarrollo de contenidos de acuerdo con los planes de estudio y escolaridad.

Los puntos del pacto fueron aceptados por los dirigentes de la Fedepaf, cuyo máximo representante, Ismael Vargas, manifestó que con el documento el Ministerio de Educación se comprometió a ver “otra forma de enseñanza de informática”.

Noticias de El AltoBloqueo. Los puntos de bloqueo se levantaron en las primeras horas de la noche cuando los padres de familia se enteraron en los puntos de bloqueo que se avanzaba satisfactoriamente en un acuerdo. Los 21 papás y mamás que fueron detenidos en la mañana también fueron puestos en libertad, pues ésa era una condición para entablar las negociaciones, que culminaron a las 23.00.

Así concluyó una semana de protestas, que se originó con el pedido de los profesores de informática de recibir el doble aguinaldo y que los padres no pudieron cumplir. El 19 de febrero, los padres marcharon en La Paz demandando 1.000 ítems para la materia de informática para las 423 unidades educativas.

Al día siguiente, Aguilar informó que se concedió 750 ítems de nueva creación para esta urbe, pero explicó que no podía haber ítems exclusivos para computación.

El presidente de la Federación de Padres de Familia (Fedepaf), Ismael Vargas, respondió que no se podía confundir los 750 ítems logrados con los que se demandaba, que eran para los profesores de informática.

El lunes, desde las 07.00, los papás bloquearon nueve puntos de la ciudad, exigiendo la presencia del ministro de Educación, Roberto Aguilar.

Desde las 09.00 de ayer, los padres nuevamente ocuparon la avenida Naciones Unidas, el peaje de la autopista, la avenida Juan Pablo II a la altura de la Cruz Papal, la calle 3 de la avenida 6 de Marzo, el puente Seke en la carretera a Laja y el ingreso a la planta engarrafadora de gas de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) en Senkata.

Gasificación. A las 10.00, la Policía comenzó a gasificar en los puntos de bloqueo. Los manifestantes se defendieron lanzando piedras y palos a los vehículos oficiales y destrozaron el parabrisas de uno de ellos y abollaron la parte lateral de otro.

El director de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC) de El Alto, coronel Juan Sanjinés, informó sobre la detención de 21 personas, 18 varones y tres mujeres. “Éstas son acusadas de ocasionar daños a los bienes de Estado”, explicó. A las 17.00 de ayer, los aprehendidos realizaban su declaración informativa y a las 21.00 fueron liberados.

Al finalizar la jornada se supo que al menos 30 personas, unas 20 mujeres y 10 varones, resultaron heridas, al igual que tres niños que acompañaban a sus madres.

Pagan hasta Bs 45 para docentes de informática

Los padres de familia de las unidades educativas fiscales de El Alto pagan por mes hasta Bs 45 para solventar el salario de los profesores de computación.

Según testimonios de los padres, que el lunes y ayer bloquearon varias calles y avenidas de El Alto, estos maestros solo trabajan por 30 o 60 minutos a la semana.

“Es para lo que alcanza, porque además se debe considerar que el maestro que llega no cuenta con equipos pues solo hay diez computadoras y muchos alumnos”, relató Patricia Chura, del colegio Juana Azurduy de Padilla.

Los padres se quejaron que también contratan, con su dinero, docentes para música.// La Razón (COM)

Comentarios