6 feb. 2014

El Alto: Vecinos y afiliados del sindicato Arco Iris protagonizan enfrentamientos que dejan 15 vehículos dañados

Vecinos de Villa Adela, distrito 3 de El Alto, y transportistas del expulsado sindicato Arco Iris protagonizaron la mañana de de hoy enfrentamientos que dejaron al menos 15 vehículos dañados. La Guardia Municipal intervino y empezó a ejercer control en puntos estratégicos para asegurar el cumplimiento de la disposición que retiró el permiso de operación a Arco Iris.

La circulación de los vehículos de la nueva Asociación de Transporte Vecinal Distrito 3, conformada para reemplazar al parque automotor del sindicato cuestionado, causó la reacción y el rechazo de los choferes afectados, que  apedrearon al menos a ocho taxis del servicio vecinal cuando pasaban por el puente Bolivia.

Transporte en El Alto“Por la mañana hemos sido vilmente golpeados.  Esa clase de gente son los del sindicato Arco Iris, no por nada los hemos expulsado“, denunció uno de los vecinos a la red Bolivisión.

Los minibuses del sindicato mixto de transporte Arco Iris, que circulaban por las zonas Villa Adela, Mercedario y Libertad fueron expulsados del área de trabajo el 25 de enero, bajo el argumento de que no garantizan seguridad a los usuarios, ya que en alguno de los motorizados con la identificación del sindicato fueron cometidos hechos delictivos.

A pesar de esa decisión de los vecinos, el lunes volvieron a circular. El Secretario general del Sindicato de Transportes Arco Iris, Freddy Ortega, denunció que por la mañana fueron dañados al menos siete motorizados de sus afiliados. Indicó que se querellaran contra los responsables de los destrozos.

La Asociación de Transporte Vecinal Distrito 3 realiza desde ayer los trámites correspondientes de autorización ante el Gobierno Municipal. A solicitud de los vecinos, desde las 14.30 efectivos de la Guardia Municipal realizan controles para que ningún motorizado de Arco Iris circule por las tres zonas.

_____

Villa Adela crea una asociación de transporte de los vecinos

Vecinos de Villa Adela conformaron la Asociación de Transporte Vecinal Distrito 3 para suplir el servicio del sindicato Arco Iris, que fue expulsado por supuestamente admitir entre sus afiliados a cogoteros. Por su lado, la Federación de Choferes decidió respaldar al grupo echado.

La asociación fue creada el lunes en la sede social de la Junta de Vecinos Plan 560 de Villa Adela y ya cuenta con 200 afiliados, los cuales han puesto a disposición del grupo sus taxis, micros y minibuses, informó Antonio Montes, integrante de la comisión de transporte vecinal.

Transporte en El AltoEstas personas se reunieron ayer para determinar el precio del pasaje, las rutas del servicio y para analizar el trámite de autorización ante el Gobierno Municipal, documento que fue remitido el lunes. Sin embargo en la Alcaldía anunciaron que aún no autorizarán al nuevo grupo porque éste tiene que entregar toda la documentación requerida, entre ella principalmente los antecedentes penales de los conductores.

La Secretaría Municipal de Movilidad Urbana y Transporte recibió la solicitud el lunes. “No podemos darles una autorización si estamos saliendo de un problema que tiene que ver no solo con el mal servicio, sino con antecedentes de inseguridad. Por ello es necesario contar con los antecedentes de cada conductor”, explicó el jefe de esta secretaría edil, Ernesto Machicao.

El secretario ejecutivo de la Federación Andina de Choferes 1° de Mayo, de El Alto, Silverio Paca, rechazó la creación de un sindicato vecinal y consideró que “no existe una organización real”.

Por el contrario, indicó que en un ampliado del sector se determinó respaldar a los de Arco Iris y como primera medida dijo que se decidió autorizar su retorno a Villa Adela. “Hemos dado la orden de que Arco Iris siga trabajando, para que no se perjudiquen los compañeros”, destacó el dirigente.

También se determinó que en caso de que la Alcaldía no retire la resolución de expulsión de Arco Iris, se hará una representación legal ante las instancias que correspondan. Paca añadió, además, que este tipo de organizaciones vecinales es muy difícil de controlar. “Por experiencia lo digo, es muy probable que se estén afiliando a verdaderos cogoteros u otro tipo de delincuentes en esta asociación”.

Pero pese al rechazo de los transportistas y a la negativa inicial de la Alcaldía de autorizar a esta nueva asociación, los vecinos están envalentonados y definiendo los detalles del nuevo servicio de transporte.

De acuerdo con Antonio Montes, las movilidades trabajarán desde las 06.00 hasta las 23.00, el pasaje en minibús costará Bs 1 desde la parada, que será en la Plaza del Policía en Villa Adela, hasta la Ceja, y pasando este sector Bs 1,50. Dijo que la tarifa de taxis es analizada, aunque se propuso que los usuarios paguen Bs 2 y pasando la Ceja Bs 3.

Néstor Pérez, miembro del directorio de transporte vecinal, explicó que el recorrido de estos vehículos será único. “Partirá de Villa Adela, se dirigirá a la Ceja por la avenida Julio César Valdez, llegará a la estación del teleférico, pasará por la Juan Pablo II, Costanera y regresará a Villa Adela”.

Además, Montes aclaró respecto a la inquietud de los transportistas sindicalizados y de las autoridades municipales que esta nueva organización sí está pidiendo el certificado de antecedentes policiales para evitar infiltrados, como ocurrió con el sindicato Arco Iris. Indicó que además se solicita carnet de identidad, licencia de conducir, tipo de vehículo de conduce, identificación del coche y los antecedentes personales.

Marcha por la dignidad del chofer

Ampliado

Ayer en un ampliado de choferes de El Alto se decidió realizar, el lunes, la Marcha por la Dignidad de los Choferes, a raíz de  la expulsión del sindicato Arco Iris de Villa Adela, informó Silverio Paca, secretario ejecutivo de la Federación Andina de Choferes 1° de Mayo.

______

Una confrontación en Villa Adela deja 15 autos dañados

Ocho taxis de la recién creada Asociación de Transporte Vecinal Distrito 3 y siete minibuses del sindicato Arco Iris, expulsado de Villa Adela, resultaron con parabrisas y vidrios laterales rotos, en un nuevo capítulo de la pelea entre vecinos y choferes por el servicio de transporte.

Ayer a las 10.00, los choferes del sindicato Arco Iris, expulsado de Villa Adela el lunes, se apostaron en la intersección de la Plaza de la Cruz, entre las avenidas Bolivia y Julio César Valdez, y en el puente Bolivia y avenida Costanera, para impedir que el nuevo transporte vecinal cumpla con el servicio en la ruta por donde ellos trabajaban antes del conflicto.Inicialmente, en este último punto lanzaron piedras a varios taxis de los vecinos, que ayer comenzaron a transportar pasajeros. En la Plaza de la Cruz, también destruyeron los vidrios de otras tres unidades.

Transporte en El Alto“Fueron ocho taxis apedreados. Vamos a tomar acciones legales porque son acciones delincuenciales”, dijo Juan Mamani, miembro del directorio de la asociación. Pero la reacción vecinal no se quedó en ese anuncio. Inmediatamente, los habitantes de Villa Adela se agruparon en la Plaza del Policía de esa zona, a donde llegó otro grupo que marchaba desde la zona Yunguyo.

Se unieron y continuaron la movilización de protesta por la avenida Bolivia. En la calle 7, un minibús de Arco Iris fue interceptado y los vecinos le lanzaron piedras y le rompieron los vidrios laterales.

A las 12.30, la marcha de los habitantes de Villa Adela llegó hasta la Plaza de la Cruz. Allí identificaron a los choferes que les agredieron dos horas antes y los persiguieron por dos cuadras, los alcanzaron y los golpearon. La Policía, que vigilaba a los grupos enfrentados, intervino y los rescató de la turba para luego liberarlos.

Los vecinos se sorprendieron cuando encontraron entre las pertenencias de los conductores agarrados cuadernos de apuntes que detallaban los números de las placas de los taxis del transporte vecinal. “Tal vez hay soplones e infiltrados”, manifestó el vecino Andrés Valencia.

Los transportistas también anunciaron acciones en contra de los habitantes de ese barrio. “Un total de siete minibuses están afectados; iniciaremos una querella en contra de los vecinos agresores que han sido identificados”, explicó el secretario Ejecutivo del sindicato Arco Iris, Freddy Ortega.

A las 14.00, tras el enfrentamiento, la Guardia Municipal de Transporte (GMT) fue desplegada por la Alcaldía a Villa Adela. Los 16 efectivos tenían la instrucción de impedir el paso de Arco Iris. También pidieron a los choferes de otros sindicatos que coloquen letreros que indiquen que el recorrido es hasta la Ceja.

La pelea comenzó el lunes, cuando los habitantes de la zona bloquearon el ingreso a Villa Adela para impedir el paso de los minibuses del sindicato Arco Iris, pues habían decidido expulsarlos porque la Policía había detectado cogoteros en minibuses del sindicato Arco Iris. En respuesta, los transportistas decidieron bloquear las calles para impedir que ingrese al

Barrio algún servicio.

Organizan el transporte vecinal

Requisitos

La Asociación de Transporte Vecinal Distrito 3, de Villa Adela, tiene 238 afiliados, a los que se les exigen fotocopias de carnet de identidad, cuatro fotografías, documentos del vehículo, antecedentes penales y Bs 50 para su inscripción.

Recorridos

Esta asociación ya cuenta con letreros en los que se detallan las rutas A y B. La primera recorre una ruta a la Ceja por la avenida Julio César Valdez, Juan Pablo II, Costanera y Villa Adela; la segunda hace el recorrido inverso.

Choferes buscarán otros recorridos

Tras el enfrentamiento de ayer, los transportistas del sindicato Arco Iris anunciaron que buscarán otras rutas para continuar trabajando. “No les vamos prestar el servicio a los vecinos de esta zona, porque mellaron a una institución, es hora de ponernos de pie. Hay otros barrios que necesitan de transporte”, adelantó el  secretario Ejecutivo de Arco Iris, Freddy Ortega.

Los vecinos del Distrito 3 manifestaron ayer que están decididos a expulsar a Arco Iris, y que no darán un paso atrás.

El presidente de la Junta de Vecinos del Plan 560, Félix Copa, aseguró que Villa Adela quedará bloqueada hasta conseguir la salida definitiva de Arco Iris. “No hay otra forma de ser escuchados en Bolivia”. Los integrantes de la nueva asociación también están en apronte. “Nos hemos declarado en estado de emergencia porque no creemos que se vayan a retirar tan fácil”, declaró Antonio Montes.// La Razón (COM)

Publicar un comentario en la entrada

Todo comentario es bienvenido y se agradece. Comenta dentro del marco del respeto y evita hacerlo como "ANÓNIMO" (Sobretodo si quieres recibir respuesta). Si tienes alguna sugerencia escribe a través del formulario de contacto.

Start typing and press Enter to search