Se alza en La Paz la primera casa prefabricada; es 70% más liviana

En Alto Següencoma se levanta la primera casa prefabricada de La Paz. La estructura es sismorresistente, 70% más liviana que una construcción normal y es apta para terrenos inestables, explicó Juan Carlos Miguez, miembro del grupo X-10 Arquitectura.

En la iniciativa, la persona que encargó la obra invierte aproximadamente $us 48.000. “A una señora le gustó este tipo de construcción y nos pidió encarar la edificación en Alto Següencoma. Es una casa de dos pisos, tiene dos dormitorios y un baño en la parte superior, y en la inferior, una sala, baño de visitas, cocina y un estudio, sobre 120 metros cuadrados (m2). Es la primera casa prefabricada hecha en Bolivia”, destacó.

La edificación —que estará lista en unos días— fue realizada bajo el sistema constructivo steel framing, en el que la estructura resistente está compuesta por perfiles de chapa de acero estructural galvanizado de bajo espesor, junto a una cantidad de componentes (estructurales, aislaciones o terminaciones). Una de sus características es el montaje en seco.

Ahorro. El monto que se paga por una construcción prefabricada es igual que el de un emplazamiento convencional, destacó. Sin embargo, el beneficio está en la reducción de tiempos, pues mientras con el nuevo sistema se tarda tres meses en erigir un inmueble, con el tradicional se requiere poco más de un año.

Emprendimeintos en la construcciónAdemás, sus otras ventajas son el menor impacto ambiental y ahorro real de materiales. Este tipo de emplazamientos, en criterio de Miguez, es ideal para zonas de riesgo porque se reduce en 70% el peso de una construcción tradicional.

En la primera etapa, una edificación construida con el sistema steel framing tiene como base una loza radier (soporte de concreto), que es el único momento en el que se utiliza el método de construcción tradicional. A esta base se adhiere un encadenado de vigas de fierro galvanizado.

“Estas uniones de fierro, por la forma de estructurarse —pues todo se atornilla—, no es rígida como una casa de ladrillos y cemento común, por lo que posibilita que pueda resistir vibraciones y movimiento sin rajarse, a la par que es más liviana”, remarcó.

Sobre esta base, que viene a ser como el esqueleto, se incorpora una especie de madera prensada, que le da la forma rígida a la construcción. Finalmente, se coloca un revestimiento final al que se le pone una pintura especial. “Nosotros usamos una pintura que es más resistente en el exterior y es lavable por dentro y fuera”.

Emprendimientos en la construcciónEste sistema tiene virtudes ecológicas, pues no gasta en combustible para el traslado de materiales —arena, cemento, ladrillos, etcétera— y no genera un empleo indiscriminado de agua, excepto para detalles como la colocación de la cerámica. Dentro del inmueble igualmente se garantiza el aislamiento de sonido y la adecuación a las temperaturas.

El trabajo en Alto Següencoma lo realizan actualmente entre seis y ocho especialistas en construcciones prefabricadas, que son albañiles capacitados. “Adicionalmente trabajaron dos especialistas eléctricos, dos plomeros y dos personas que fueron contratadas para las obras civiles iniciales”, apuntó el integrante de X-10 Arquitectura.

Proyectos innovadores de X-10

La Paz

En septiembre de 2011, X-10 Arquitectura construyó en 21 días una casa móvil que costó $us 21.000. Actualmente la estructura está  en la calle 11 de Irpavi y se halla habitada.

Santa Cruz

En abril de 2012 se creó la casa rodante, cuyo costo es de $us 24.000. Se prevé traerla a La Paz para su exhibición en mayo; no está a la venta.

Material y tecnología, una decisión de particulares

Los procesos de construcción, la tecnología y el tipo de materiales son decisiones de las personas que encaran una construcción, opinó ayer Javier Crespo, asesor legal de la Dirección de Ordenamiento Territorial del Gobierno Autónomo Municipal de La Paz.

“La Alcaldía verifica que todas las normas urbanas que se emiten sean cumplidas en cuanto a retiros, altura, metros cuadrados construidos, porcentaje de ocupación respecto al predio, accesos, entre otros; pero la tecnología es responsabilidad de los proyectistas”.

Juan Carlos Miguez, de X-10 Arquitectura, explicó que los planos para la construcción de la primera casa prefabricada que se erige en Alto Següencoma fue aprobada por el gobierno local porque cumplió con la normativa.

“Solo varía el sistema constructivo. Ni en La Paz, ni en Bolivia hay una norma sobre este tema”, apuntó. La nueva forma de edificación es usada en La Paz sobre todo en interiores. “Las personas prefieren instalar paredes prefabricadas en horas que en semanas”, resaltó.// La Razón (COM)

Comentarios