El Alto implementa la restricción vehicular por placas

El secretario municipal de Movilidad Urbana y Transporte de la Alcaldía de El Alto, Daniel Fernández, aseguró ayer que el primer día de restricción vehicular fue “exitoso”, con un operativo que desplegó más de 200 Guardias Viales y varios funcionarios de las distintas Direcciones y Jefaturas de la comuna alteña.

“Debo destacar que la mayoría de los transportistas, que de acuerdo a sus placas no les correspondían circular por el centro de la ciudad, prefirieron guardar sus movilidades, haciendo que las avenidas principales estén más liberadas del congestionamiento habitual, por lo que la medida fue exitosa”, explicó a ABI.

Por su parte, José Luis Vargas, responsable de la Guardia Municipal de Transporte, dijo que los controles para hacer cumplir la restricción vehicular, se iniciaron a las 08:00, para hacer respetar la prohibición de ingreso para los vehículos cuyas placas terminan en los dígitos 1 y 2.// Opinión (BO)

 

Choferes acatan la restricción y comienzan a cobrar Bs 1,50

En el primer día del Plan de Restricción Vehicular  en El Alto, ayer, el tránsito de  motorizados se redujo de 20.000 a 14.000, según  el gobierno municipal. Los conductores acataron la norma, aunque incrementaron el pasaje de uno a 1,50 bolivianos pese a   la oposición de la Fejuve y la UPEA. 

Transporte en El Alto"Nos ha querido cobrar 1,50, pero  la gente no  quiso y pagamos un boliviano”, contó Irma Guarachi, una de las pasajeras que no accedió a cancelar  la tarifa única prevista por el transporte de El Alto, como  condición para acatar la restricción vehicular.

   El  control    empezó a las 7:00 de ayer en al menos 20 puntos del área dispuesta por la Alcaldía. A las 9:00 el atasco de minibuses en la avenida  6 de Marzo era menor que el habitual.

Dos mujeres que viajaban en minibús de la plaza La Paz a la Ceja comentaban que la restricción "está bien ya que es demasiada la trancadera, sobre todo los días jueves y domingos”.

Irma  Guarachi, como todos los días,  se trasladaba de la calle  5 de Villa Dolores  al final de la calle Los Andes  cuando el chofer del minibús anunció que el pasaje era 1,50 bolivianos. "Le  pedimos un documento de la Alcaldía con ese aumento”, contó la mujer, quien dijo que no pagará ese monto sino  hay un   consenso.

Para Eleuteria Tiñini, quien pagó  un boliviano del cruce Viacha a la Ceja, los transportistas tienen  derecho a subir el pasaje, ya que  se incrementó la canasta familiar. "Pero no estoy de acuerdo con  el cobro de 1,50,  encima por tramos”, sostuvo.

Al respecto, el alcalde Édgar Patana  refirió que si bien el transporte busca una  tarifa única de 1,50 bolivianos, ésta "no será aceptada”, dijo en la red Uno.

Según Adrián González, quien pagó un  boliviano por un recorrido de   Villa Santiago I a la Ceja, un   boliviano del pasaje "ya no vale nada: es para dos o tres panes; hay que aumentar los 50 centavos”.

A bordo de un minibús, Mary Quispe afirmó que si el pasaje sube a   1,50 bolivianos, reclamará. "No es justo pagar 1,50 por cuadras; eso pagaría yo  de parada a parada”.

Mientras las opiniones de los usuarios fueron diversas, la posición de los choferes, quienes están de acuerdo con la restricción vial, es hacer un incremento paulatino del pasaje.

"El cobro  será gradual; poco a poco vamos a hacer que se pague los 1,50. No vamos a traumatizar a la gente”,  expresó ayer el ejecutivo de la Federación Andina de Choferes, Silverio Paca.

El dirigente, que inspeccionó ayer por la mañana la restricción vehicular en la Ceja, afirmó que tienen un plazo de 15 días para  socializar con los pasajeros el aumento y que, en este lapso, todas las tardes harán una evaluación.

Argumentó que hace 14 años no se nivela la tarifa. "Todos consiguen sus incrementos. Los transportistas nos sentimos discriminados porque tenemos familia y obligaciones”, sostuvo.

Al menos cuatro choferes indicaron a Página Siete desconocer el  pasaje único de 1,50 bolivianos. "No estoy informado, yo cobré un  boliviano,   no sabía, es que no trabajé toda la semana”, se excusó Robustiano Mamani, chofer de una línea a Villa Adela.

"Estamos cobrando un boliviano todavía, quiero que entiendan que son 14 años que no aumentó el pasaje”, dijo en tono molesto Adrián, un chofer que no quiso dar su apellido.

Otro transportista que hacía el recorrido de la Ceja a Río Seco, Edson Quispe, sostuvo que para evitarse los griteríos de los pasajeros no se atrevió a cobrar los 1,50 bolivianos, aunque tenía la instructiva de su ejecutivo de sindicato.   "Ojalá se pongan la mano al pecho y paguen  con calma”, manifestó.

Según   el alcalde Patana, la comuna se dio una plazo de 15 días para socializar el tema de restricción vial con los choferes. Después de este tiempo se comenzará a sancionar a los infractores.

Reiteró que  la Guardia Municipal sanciona actualmente el cambio de disco, los tramajes y el incumplimiento de rutas con  multas de 10 y 15 bolivianos.

UPEA y Fejuve en contra de los 1,50

La Federación de Juntas Vecinales (Fejuve) de El Alto y la Universidad Pública de El Alto (UPEA) anuncian movilizaciones en rechazo al pasaje único de 1,50 bolivianos determinado por los transportistas.

El secretario de conflictos de la Fejuve, Máximo Quispe, instó ayer a la población a no pagar los 1,50 bolivianos en un tramo corto. Entre tanto, el ejecutivo de esta institución vecinal, Javier Ajno,  aseguró que "se debe cumplir la tarifa diferenciada: tramo corto, un boliviano y largo 1,50”.

Guadalupe Daza, otra dirigente, anunció que los vecinos se organizarán para ir en contra del aumento.

El dirigente de la Federación Única Local (FUL), José Chura, también anunció movilizaciones de la UPEA en caso de cobros de  1,50, en vez de un boliviano, en tramo corto. 

"Pedimos que se vele por  los intereses de los estudiantes que llegamos a pagar hasta seis bolivianos”, dijo el universitario en una entrevista a la red Uno.

Dejaron de circular 6.000 vehículos el primer día de restricción

En el primer día del Plan de Restricción Vehicular  en El Alto, "hubo entre 5.000 y 6.000 motorizados menos  en el área,  lo cual ha descongestionado más vías”, dijo  el responsable de la  Guardia Municipal de El Alto, José Luis Vargas.

Calificó la medida edil como "un éxito total”. "Se  constató que hubo mayor fluidez del tráfico en las áreas críticas y que la población llegó más rápido a su destino y trabajo”, sostuvo.

Según reportes, los sectores más beneficiados con la disminución  de tráfico fueron  la  plaza Ballivián, las avenidas Alfonso Ugarte, 6 de Marzo y   las vías de  la zona de  Río Seco.

En su evaluación, Vargas indicó que se debe dar tolerancia a las ambulancias y a vehículos con gente de la  tercera edad.

El alcalde Édgar Patana en su momento aclaró que la avenida 6 de Marzo está habilitada para los motorizados que hacen viajes interprovinciales e  interdepartamentales.

Según el jefe de guardias municipales, ayer se detectó la falta de información de los choferes, lo cual será subsanado en estos 15 días de socialización. Además se vio que algunos conductores hicieron tramajes. "Hemos visto que han dado la vuelta sin llegar a su destino en las avenidas 6 de Marzo y Juan Pablo II”, aseguró.

Según cálculos del responsable de circulación, en días festivos  como en 6 de Agosto, Carnaval y Semana Santa, el tráfico en el centro de El Alto aumenta de 20.000 a 25.000 motorizados.

Ayer,  por primera vez en la urbe alteña  no circularon en el área de restricción los vehículos con placas de registro terminadas en los dígitos 1 y 2. Hoy no podrán entrar al centro motorizados con las placas terminadas  en 3 y 4 y el control seguirá toda la semana.

Desde ayer,  300 personas - entre funcionarios ediles,  cholitas y guardias municipales- se instalaron en  22 puntos del área de  restricción. Hoy continuarán los controles en las  plazas Ballivián y  16 de Julio, avenidas Juan Pablo II,  Kilómetro 7,  6 de Marzo y  cruce Viacha, entre otros puntos estratégicos de circulación.// Página Siete (BO)

Comentarios