9 jun. 2014

La inseguridad es la característica del Barrio Chino, el viejo Tokio #ElAlto

El Barrio Chino de El Alto, conocido antes como El Tokio, está ubicado en la calle 3 de Villa Dolores. Es un sitio donde se venden artículos y prendas usadas, principalmente. Es de gran afluencia de personas, pero muy inseguro, de acuerdo con el testimonio de los vecinos. 

Habitantes y comerciantes del lugar coincidieron en que el sitio es tranquilo solamente en el día, pues en las noches es “muy inseguro”, porque se presentan asaltos y peleas entre borrachos.

“Quizás su cercanía a bares, cantinas, discotecas y otros negocios de consumo de bebidas alcohólicas provoca que las peleas terminen aquí”, manifestó la vecina Rosario Luna. Propietarias de viviendas afirmaron, además, que en este sector pululan los ladrones, especialmente en las tardes. “Contratamos guardias privados para que vigilen, de lo contrario estaríamos en problemas. Ya nos pasó al principio (hace dos años), se llevaron un aparato que vendíamos”, indicó Rosemary, dueña de un local de aparatos electrónicos.

Comercio. Pero también existe la versión de que los delincuentes comercian allí prendas robadas. Una de las comerciantes que vende en los anaqueles azules de metal, ubicados sobre la calzada, comentó que quienes venden al centro de la vía son malhechores y se quejó de que las autoridades no hacen nada por impedir la presencia de esas personas.

El Barrio Chino de El Alto“Estamos amenazados, mejor no me entreviste (pero luego accedió). Los que vienen a vender son los rateros, los que han robado algo, por eso llegan solo en la tarde o noche”, relató.

El Barrio Chino se encuentra en una cuadra de la calle 3 de Villa Dolores, entre la avenida Antofagasta y la calle Demetrio Moscoso. En la mañana, allí solo se abren unos 90 anaqueles o quioscos, desplegados en dos filas sobre la calzada y junto a la acera. Así, la arteria tiene solamente un carril para el tráfico vehicular, especialmente de micros que se dirigen al cementerio de La Paz.

A partir de las 17.30, el centro de la calzada se llena de comerciantes que instalan sus puestos con pequeños carros o tarimas, en los cuales ofertan celulares, audífonos, radios, televisores, DVD, gafas de sol, gorras, comida rápida, café, entre otros.

El director de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen, coronel Adolfo Cárdenas, aseguró que la Policía hace permanentes operativos y rastrillajes en la zona cuando se trata de investigar robos, asaltos e incluso asesinatos, porque puede ser que en estos lugares se hallen pistas. “Pero no es el único, los delincuentes no se van a parar en las esquinas esperando, son sectores referenciales de búsqueda”.

El director de Seguridad Ciudadana de la Alcaldía, coronel Luis Chumacero, indicó que muy cerca de esta calle se instaló una cámara de seguridad y se constató que los delitos sucedían no solo en ésta sino en las adyacentes.

Los guardias de seguridad de empresas privadas vigilan solo por horas, por temor a que los delincuentes los amedrenten. Según comerciantes, son contratados únicamente para las tardes.

Chumacero aseveró que por allí pululan delincuentes que aprovechan el flujo de personas, la ubicación estratégica y la gran presencia de casetas y tiendas. Cárdenas coincidió con la autoridad municipal en que este lugar es estratégico, pero relativizó su peligrosidad al indicar que allí la delincuencia no es permanente.

Guardias de seguridad por horas

Los guardias de seguridad de empresas privadas aceptan el trabajo de vigilancia por horas en el Barrio Chino, porque temen que los delincuentes los amedrenten por el trabajo que realizan. Según comerciantes, el contrato es válido generalmente para las tardes.

Opinión de los habitantes del lugar

Rafael Chino: Vecino del barrio y de la cuadra

“Para mí, este barrio es tranquilo de día; pero por la noche es un problema. Se escuchan gritos y peleas. Una sola vez, hace dos años, escuché disparos. Por el día, mientras haya gente todo está bien y, como en todo lugar, uno debe cuidar sus pertenencias”.

Lourdes Miranda: Vecina de la calle Demetrio Moscoso

“En lo personal, opino que el Barrio Chino es inseguro. Hay gente que viene a vender celulares robados, y todos sabemos que el hurto de ese tipo de artefactos se lo hace en minibuses o taxis, lo hacen lo cogoteros. Yo desconfío mucho de todos ellos”.

Ninoska Troche: Vecina y vendedora

“Las mujeres somos las que corremos más peligro, estamos más indefensas, corremos más lento, nos pueden golpear y dejar tendidas en el suelo y puede ocurrir muchas otras cosas. La verdad es que la zona en general es peligrosa, por el comercio”.

Sebastián Mamani: Vecino del Barrio Chino

“Si uno quiere se cuida, si no, le pasa como a muchos vecinos de por aquí: llegan tarde, solos y en estado de ebriedad, y se convierten en víctimas con mucha facilidad. Este lugar no es inseguro, la gente crea inseguridad con sus actos”.

Andrés Limachi: Vende artículos de radio en una caseta

“Lo que no nos conviene es que se diga que el barrio es inseguro, porque bajan las ventas, baja el precio de las casas. A los que vivimos y trabajamos aquí nos tratan como delincuentes. Es verdad que a veces vienen a vender celulares robados, pero no siempre”.

Martín Álvarez: Transeúnte y comprador

En el análisis y en los hechos, la inseguridad parte de los vecinos y comerciantes, que no se cuidan. Si aquí se ven muchas cosas raras es porque ellos lo permiten, se escucha de prostitución, drogas, cosas robadas y peleas. Por otra parte, ¿qué hace la Policía?”.// La Razón (COM)

Publicar un comentario

Todo comentario es bienvenido y se agradece. Comenta dentro del marco del respeto y evita hacerlo como "ANÓNIMO" (Sobretodo si quieres recibir respuesta). Si tienes alguna sugerencia escribe a través del formulario de contacto.

Start typing and press Enter to search