17 sept. 2014

Cuatro años de investigación dan origen al documental "Ukamau Y Ké"

Una investigación de cuatro años sustenta el proyecto de documental sobre la vida del desaparecido Abraham Bohórquez, líder de la banda de hip hop aymara Ukamau Y Ké. Profesionales de Ecuador, Bolivia, Italia y España han emprendido la reconstrucción de esta historia que narra la vida de Bohórquez, quien se expresó e influyó desde su música en momentos de profundos cambios para Bolivia, como la “guerra del gas”, “febrero negro” y “octubre negro”. Se trata de una iniciativa dirigida por el ecuatoriano Andrés Ramírez, quien propone narrar la convergencia que descubrieron ambos en sus expresiones artísticas –él hace hip hop quechua--con los movimientos sociales del continente, especialmente de Ecuador y Bolivia.

“Vamos a contar la historia de él, a través de la amistad que tuvimos; de mi retorno para buscar su memoria entre su familia, sus amigos más cercanos, sus compañeros de trabajo; su archivo audiovisual perdido por el mundo, porque era una persona muy mediatizada (hay archivos en Nueva York, Arabia Saudita y diferentes países de Europa donde fue entrevistado); también contaremos del legado que queda a través de Nina Uma, quien fue su compañera sentimental y que ahora continúa rapeando como instrumento de lucha”, describe Ramírez sobre la estructura narrativa del documental. En una entrevista realizada a su paso por Bolivia para organizar el trabajo, Ramírez dijo que Bohórquez pervive en las propuestas musicales de sus amigos y de un momento político y social que ha tenido un decurso imaginado por él.

Este es precisamente uno de los hilos conductores que propondrá el documental: El proceso de cambios políticos y sociales en Bolivia y Ecuador, “con todos sus matices de haber avanzado históricamente en un camino que no fue fácil para nuestros pueblos, que costó mucha sangre en 2003 y en 2005 cuando en Ecuador votamos por el presidente Gutiérrez”. Según Ramírez, los actuales son tiempos en que se necesita seguir aportando a la reflexión, a la crítica y autocrítica en torno a los procesos políticos. “A provocar eso también aspira nuestro documental”.

El líder de Ukamau Y Ké murió el 20 de mayo de 2009, golpeado por un minibús interdepartamental en el tramo Ventilla – Senkata (ciudad de El Alto, La Paz); se encontraba trabajando en su segundo disco, “La ciudad de los ciegos”, que de todas maneras salió a circulación un año después de su muerte y en el que pervive la lírica que para él fue su instrumento de protesta social.

Artistas alteñosLa investigación que sirve de base para el guión fue financiada con uno de los fondos concursables del Consejo Nacional de Cinematografía de Ecuador, ganado por Ramírez en 2012. El proyecto también fue seleccionado para participar del Taller de reescritura y pitch DOC ANDINO 2012. La película estará a cargo de la productora ProductOtra (Ecuador) y coproducida con Bolivia a través de la productora COLOR FX. Además, cuenta con el apoyo de la Fundación Wayna Tambo, donde Bohórquez desarrolló gran parte de sus actividades. El documental será rodado en 2015 y su estreno está previsto para el 2016.

La expectativa del director del documental es que haya un énfasis en la mirada de los jóvenes en torno a los cambios que se han dado en el continente en general; una mirada que es crítica, dice Ramírez, tal como las daba Abraham Bohórquez: “Él siempre disparaba sus letras, sus pensamientos, sin dejar de analizar las pequeñas hendiduras del sistema difíciles de corregir o de reconstruir”.

Y será, al final de cuentas, no sólo un homenaje al que se fue, sino también al hip hop andino, “que lo que busca es repropiarnos de nuestros orígenes, de nuestros pensamientos, pero transformarlos en el marco de la globalización”. La apuesta del hip hop aymara en Bolivia fue eso --analiza Ramírez--, recuperar el sentimiento de un pueblo en un contexto global, de tecnologías, de movilización rápida del pensamiento. “Como una vez dijo Abraham: Ser indígena contemporáneo”.

Bohórquez y Ramírez se conocieron en 2005, durante la XVI Cumbre Mundial de Jóvenes y Estudiantes, en verdad la cumbre mundial del hip hop político, que fue en Caracas. “Yo hacía y hago hip hop en quechua y lo vi vestido con su poncho y su gorro andino…”. A partir de entonces se desarrolló una amistad que dio frutos en proyectos radiofónicos y de comunicación. La evocación a esta historia, que se traducirá en documental, será un homenaje a los jóvenes que se identificaron con Ukamau Y Ké y “como un impulso para continuar con su camino”, dice el ecuatoriano Andrés Ramírez.// PIEB (BO)

Publicar un comentario en la entrada

Todo comentario es bienvenido y se agradece. Comenta dentro del marco del respeto y evita hacerlo como "ANÓNIMO" (Sobretodo si quieres recibir respuesta). Si tienes alguna sugerencia escribe a través del formulario de contacto.

Start typing and press Enter to search