16 sept. 2014

Para la oposición, el MAS perdió el liderazgo en El Alto

Quien no gana en El Alto, no gana en La Paz, es la tendencia política de hace muchos años. En los años 90 fue bastión de Conciencia de Patria (Condepa); controló una década el gobierno municipal. Luego el Plan Progreso (PP) del exalcalde José Luis Paredes destronó al condepismo y desde 2005, el Movimiento Al Socialismo (MAS) manda en la urbe alteña.

“La mala” gestión municipal del actual alcalde de El Alto, Édgar Patana (MAS),  y “algunos yerros” del Gobierno central, afectaron el liderazgo del partido gobernante en la ciudad vecina de la sede de gobierno, según representantes de las principales fuerzas de oposición: Unidad Demócrata (UD), de Samuel Doria Medina; el Movimiento Sin Miedo (MSM), de Juan del Granado, y el Partido Demócrata Cristiano (PDC), de Jorge Quiroga Ramírez. El Partido Verde de Bolivia (PVB), de Fernando Vargas, casi no tiene presencia en esta ciudad a decir de los propios opositores.

“El Alto no es bastión del MAS, nunca lo fue, quien dice eso, es que no conoce El Alto”, retrucó ayer el vocero de UD y ciudadano alteño, Carlos Hugo Laruta, quien es un militante de  Unidad Nacional (UN). Recordó que en las elecciones municipales de 2010, el MAS ganó las elecciones con el  33%; un tercio y UN, de ese entonces, había logrado el 32%, también “otro tercio”.  Según Laruta, la actual gestión del alcalde Patana, “es una de las peores de la historia de El Alto”, donde no se ven obras de impacto. “(Esto) le va a perjudicar al MAS a la hora de la votación (...) Esta gestión municipal es un perjuicio para el MAS”, añadió el portavoz de UD.

El que fuera presidente de la Federación de Juntas Vecinales de El Alto (Fejuve) y luego ministro de Aguas y Medio Ambiente de la primera gestión del presidente Evo Morales, Abel Mamani, asegura que el MAS mantiene liderazgo. Mamani estuvo en el MSM entre 2008 y 2014, cuando vuelve al partido en función de gobierno.

Política en El AltoGestión. Mamani validó la gestión municipal en El Alto y las obras que ejecutó el Gobierno central, como la reciente instalación  de las líneas Roja y Amarilla del Teleférico. El dirigente aseguró que existe una fuerte presencia del MAS en El Alto debido al liderazgo del presidente Morales. Además, destacó la diferencia  con las otras fuerzas. “Sencillamente, la UD, MSM, PDC y PVB no tienen presencia ni proyectos en El Alto”.

Laruta dijo que las únicas fuerzas que disputarán la plaza de El Alto serán entre la UD y el MAS. “Yo también diría que la final de la Champions League sea entre el Arsenal (Inglaterra) y The Strongest (Bolivia)”, afirmó con tono de burla,  el candidato a senador por el PDC, Andrés Ortega.

Ortega no cree que la disputa sea entre esos dos partidos porque según su campaña en esa ciudad, asegura que tienen fuerte respaldo y que están por encima del partido de Doria Medina. “Somos la segunda fuerza real de oposición”.

De acuerdo con los registros de la que fue la Corte Nacional Electoral (CNE), hoy Tribunal Supremo Electoral (TSE), en las elecciones de 2009, el partido oficialista del MAS se impuso con el 78% en el departamento de La Paz y 2,9 millones de votos, logrando el 64,22% en el contexto nacional. En segundo lugar, quedó la hoy extinta alianza Plan Progreso para Bolivia-Convergencia Nacional (CN-PPB), de Manfred Reyes Villa, con el 10% en la urbe alteña. Estos datos son para Mamani la constatación de que El Alto todavía es un “bastión” del MAS, porque hay una población que apoya “el proceso de cambio” que promueve el Gobierno.  Descartó que la cuestionada gestión de Patana perjudique al MAS, porque “eso se verá en la elección municipal (en 2015) y ésta es una elección presidencial”, precisó.

Pero el MSM también considera que el MAS perdió su liderazgo en El Alto. El aspirante a diputado por esa fuerza Fabián Yaksic comentó que hubo una actitud prebendal del Gobierno con las organizaciones sociales de esa ciudad, como la Central Obrera Regional (COR), la Fejuve y la Federación de Gremiales”.

“Sin duda, la mala gestión de la Alcaldía de El Alto y también la mala gestión de la Gobernación van a afectar al partido de gobierno”, señaló Fabián Yaksic.  Indicó que pese a que el presidente Morales “pueda ayudar a evitar la debacle que el MAS tendrá en esa ciudad, es inminente el descenso que puede tener el oficialismo en las elecciones de octubre.

Otra desventaja que se le atribuye al partido gobernante es que su campaña ha enfocado o reforzado más en otras regiones del oriente y el sur del país, como “confiados” en el voto cautivo que tuvo en El Alto. Mamani descartó esta opción tras señalar que el MAS tiene una sola estrategia de campaña en el territorio nacional. “Cuando uno recorre los barrios se percibe el apoyo de la gente, nuestra campaña se intensifica cada vez más”, expresó Mamani.

La volatilidad y fragmentación

El Alto siempre ha sido un escenario complejo, la tendencia electoral  de esa ciudad desde las elecciones de 1987 para la elección de alcaldes es la volatilidad, ésa es las característica, no hay lealtades demasiado permanentes y una identificación del voto de larga data con distintos caudillos y partidos, manifestó el sociólogo y analista político Franco Gamboa.

Dijo que para este proceso electoral se vuelve a confirmar esta característica central de la “constante volatilidad”, que puede obedecer a errores de la gestión municipal de esa ciudad, a los conflictos sociales y políticos. También  puede afectar la inseguridad ciudadana y una serie de circunstancias que influyen en la población.

2003. Gamboa precisó que El Alto representa un escenario de “fragmentación electoral”. Recordó que con excepción de 2003, cuando el expresidente Gonzalo Sánchez de Lozada huyó del país tras una grave convulsión social que desembocó en la nacionalización de los hidrocarburos, el voto se volvió fragmentado. Explicó que eso caracteriza a grandes ciudades como El Alto con divisiones sociales, culturales y étnicas.

“El Alto representa un choque multicultural, clasista, de choque ideológico, de lealtades políticas, al todo o nada; eso caracteriza a las grandes ciudades como El Alto”, opinó el especialista Gamboa.

Ratificó que ahí se expresa la fragmentación del voto y que estas características evitan que haya lealtades  electorales que se puedan medir, históricamente, en el largo plazo. A la vez precisó que eso no significa que todos votarán en contra del MAS ni  plenamente a favor de algún partido de la oposición.

Promesas

‘Hay una contundencia muy fuerte del MAS’: Abel Mamani, aliado del Movimiento Al Socialismo (MAS)

Al acompañar la campaña en El Alto, lo que hemos visto es una fuerte presencia del Movimiento Al Socialismo (MAS)  en las circunscripciones y una relativa y muy poca presencia de la UD, del MSM y del Partido Verde nada y de Tuto (Jorge Quiroga) tampoco. Hay una contundencia muy fuerte del MAS en la ciudad de El Alto. El liderazgo del Presidente (Evo Morales) es mayoritario a escala nacional; lo he visto recorriendo por diferentes regiones del país, y esto no es menos en la ciudad de El Alto. No creo que afecte la gestión de Édgar Patana (Alcalde)  nuestra campaña la estamos intensificando.  

‘En El Alto solo hay dos fuerzas: el MAS y la UD’: Carlos Hugo Laruta, vocero de Unidad Demócrata

En El  Alto, lo que realmente se observa es la presencia de la Unidad Demócrata (UD) en todas las circunscripciones   y en todos los distritos electorales. UD tiene una presencia clara, organizada y sobre la base de las fuerzas de alianzas que ha hecho nuestro frente. En este momento se constituye una verdadera alternativa frente al MAS. En El Alto solo hay dos fuerzas: el MAS y la UD. Eso del bastión del MAS es una falsedad y lo dicen las personas que no conocen El Alto. Solo un ejemplo, en la elección de magistrados de 2011 el voto nulo y blanco fue mayoritario y esa es una muestra clara.

‘El resultado electoral va a dar una sorpresa en El Alto’: Fabián Yaksic, candidato a diputado uninominal del MSM

Luego de un  proceso de concertación el Movimiento Sin Miedo (MSM) ha tenido una presencia vigorosa, hemos  ajustado nuestras filas y confiamos en que el resultado electoral va a dar una sorpresa en El Alto en el sentido de que la gestión de la Gobernación, con un Gobernador (César Cocarico) que ha querido influir en esa ciudad con algún tipo de incentivos, y la gestión de Édgar Patana le quita peso específico a los candidatos del MAS. El MAS en El Alto ha gobernado con mucha incertidumbre y con organizaciones prebendales donde han penetrado. El Alto no es el bastión del MAS.

‘Hay mucha gente de Chapetón que nos apoya’: Andrés Ortega, aspirante a senador del PDC

Nosotros hemos visto que tenemos una gran presencia en El Alto. No estamos solos ni el MAS ni la UD. Hay mucha gente que trabajaba con Soledad Chapetón ha decidido apoyarnos  porque no ha encontrado en ese espacio político una calidad en las propuestas y el trabajo que realizan y a la gente no le ha gustado la campaña de la UD y decidieron apoyarnos a nosotros. Está Juan Carlos Saire y otro concejal. Lo curioso en El Alto es que la gente muy pobre que no recibe nada, apoya a este gobierno y la gente que tiene alguna actividad económica está con Tuto (Jorge Quiroga) porque le gusta su propuesta.// La Razón (COM)

Publicar un comentario en la entrada

Todo comentario es bienvenido y se agradece. Comenta dentro del marco del respeto y evita hacerlo como "ANÓNIMO" (Sobretodo si quieres recibir respuesta). Si tienes alguna sugerencia escribe a través del formulario de contacto.

Start typing and press Enter to search