15 mar. 2015

Bolivia tiene el internet más caro y lento

La velocidad en el intercambio y tráfico de datos vía internet, cuya tecnología engloba y se la conoce como banda ancha (red con una elevada capacidad y velocidad para transportar información),  en el caso de Bolivia no solo es el más caro sino muy lento y hasta inasequible comparado con otros países de la región latinoamericana. Un estudio reciente del Diálogo Regional sobre Sociedad de la Información (DIRSI) a través  del Centro de Estudios Peruanos 2015, entre muchos aspectos que hacen a dicha temática,  refiere que en "precio mensual del plan de banda ancha fija más barato", Bolivia es el segundo país más caro de América Latina con $us 45,6, solo superado por Argentina con $us 59.0. En contrapartida Costa Rica ($us 9,8), Brasil (12,4) y Uruguay ($us 13,6) tienen los precios más bajos además de ofrecer un servicio de alta velocidad y calidad en tráfico de datos.

"Países como Uruguay, Costa Rica y Brasil, los servicios tienen niveles de precio y calidad comparables a los países más desarrollados. Pero en Bolivia y gran parte de Centroamérica, la falta de infraestructura y el limitado tamaño del mercado redunda en altos precios y baja calidad de servicio", cita el estudio.

Internet en BoliviaEn la mirada de los expertos. En un país donde la alfabetización digital está supeditado al esfuerzo propio y no así de las políticas públicas del Estado; cuando menos ello supone tener por lo menos un acceso aceptable en condiciones mínimas de conectividad, la situación es aún adversa.

Según José Sanabria, experto en telecomunicaciones, refiere que el 2011, el costo promedio del ancho de banda en América Latina y El Caribe era igual a $us 72.8 el Mbit/seg (megabites por segundo); en cambio el precio promedio en los 34 países del OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos) fue solo de $us 5,9 el Mbit/seg. Y ese año Bolivia tenía el precio más alto de toda la región: $us 300 el Mbit/seg. "Si bien los precios han tendido a la baja, lo triste es que también ha ido bajando la calidad del servicio", señaló.

Actualmente, en cuanto a la "calidad prometida en el servicio de banda ancha fija", Bolivia sigue en la cola. Lo mismo sucede precio unitario de Mbps en velocidad de descarga; mientras en Uruguay tiene un costo de $us 2,9 y Chile con $us 5,0; en Bolivia la cifra lo ubica con el costo más alto con $us 199,6, cuya brecha es superior en un 98,5%.

El experto Hernán Galperín, Director de DIRSI, en contacto con El Día, puntualizó que actualmente la brecha sigue invariable al citar como referencia  que 1 mega de conectividad internacional mayorista puede costar más de $us 100 al mes en La Paz, mientras que se puede obtener por alrededor de $us 20 en Buenos Aires.

Dimensiones de la problemática. El estudio de DIRSE sintetiza que en la gran mayoría de países, el precio del plan más barato ha disminuido entre 2013 y 2014. En promedio se registra una reducción de 16% para la región en el último año, que se eleva a casi 30% en el período 2010-2014. Además destaca que en países vecinos con mejor precio los planes más baratos están asociados a programas de gobierno para promover el acceso a la banda ancha en hogares de bajos recursos, lo que no sucede aún en Bolivia.

El experto en telecomunicaciones, Carlos Mostajo, refiere que el mercado de la banda ancha fija no se ha desarrollado en Bolivia, solo basta ver el último reporte de la ATT donde el 96% de los accesos a Internet en Bolivia provienen del servicio móvil. Además mencionó que algunas cooperativas no han podido desarrollar masivamente el negocio de datos IP(Protocolo de internet) sobre sus redes de acceso de ultima milla por distintas razones. "Las redes de fibra óptica al hogar o el HFC(Híbrido de Fibra-Coaxial), están en una etapa inicial de desarrollo en Bolivia y no se han masificado todavía. En pocas palabras la infraestructura necesaria para la Banda Ancha de Internet estaría en una primera etapa de desarrollo", explicó.

En cambio la Autoridad de Regulación y Fiscalización de Telecomunicaciones y Transportes (ATT), señala que el costo unitario por Mbit/s bajó de $us 104,7 a $us 87,2, que significa un 9%, lo cual sigue en el nivel alto descrito por el estudio de DIRSI.

Mostajo, con datos actuales puntualiza que Bolivia a nivel de la región está lejos de los países de Europa y Asia en cuanto a la dimensión del ancho de banda que comercializan  y también en relación a los precios. "Según la OCDE en Corea un acceso de 100 Mbps cuesta  131 Bs/mes, en  Suecia  100 Mbps en 500 Bs/mes y  en Estados Unidos 150 Mbps  en 1.540 Bs/mes, la tarifa en Corea es increíble.

El gran escollo.  Los expertos atribuyen como una de las grandes dificultades como país, la mediterraneidad.  "Eso nos obliga a pagar por el  tráfico de tránsito desde el punto de amarre del cable submarino en costa hasta nuestra frontera. Los operadores de telecomunicaciones en Bolivia tienen  que negociar volúmenes de tráfico con los operadores de países vecinos para que nuestro tráfico entre y salga a través de tendidos de fibra terrestres o enlaces de micro ondas", enfatizó Mostajo.

Y para Luis Rejas, del colectivo Más y Mejor Internet, la principal limitación estriba en la falta de voluntad política, de parte del Estado y el gobierno, para darle a Internet el lugar que se merece en importancia y potencial, como motor de cambios sociales, económicos y hasta políticos.

Entrevista

Hernán Galperin - Director DIRSI

‘Bolivia tiene costos altos’

Hernán Galperin, Director de DIRSI e Investigador de la Universidad de San Andrés de Buenos Aires (Argentina), en contacto con El Día, respondió al comportamiento de la Banda Ancha en América Latina y en particular de Bolivia.

P. ¿Cuáles son las limitaciones para tener una óptima banda ancha?

H.G.: Hay tres desafios interrelacionados: falta de inversión, falta de competencia y bajo nivel de demanda (que se asocia en gran medida a bajos ingresos). Las políticas públicas son por ello clave, ya que pueden fomentar la inversión y la competencia, en algunos casos también complementar con inversión publica, y fomentar demanda mediante planes de alfabetización digital.

P. ¿En Bolivia cómo se debe encarar esta situación?

H.G.:  Bolivia enfrenta retos específicos. Uno de ellos es que al ser un país sin salida al mar tiene un costo de conectividad internacional demasiado alto, aunque se ha logrado reducirlo en los últimos años, pero sigue siendo demasiado elevado. Por ello es importante el esfuerzo que se realiza con PIT Bolivia que permite localizar el intercambio de tráfico. Por lo demás, los desafíos son idénticos al resto de la región.

P. ¿Afecta el hecho de ser un mercado muy pequeño?

H.G.: Definitivamente sí. Se trata de un mercado todavía muy pequeño, lo que eleva los costos unitarios de prestación de servicio. Se necesita también fomento a la competencia en el segmento fijo; en tanto el segmento móvil la competencia ha logrado reducir mucho los costos.

P. ¿En cuanto a la calidad del servicio?

H.G.:  La calidad es función de la infraestructura disponible. Por lo tanto, la falta de inversión en infraestructura no permite ofrecer mayor calidad de servicio. Nuevamente el PIT es una iniciativa importante para mejorar la calidad, ya que permite que los paquetes de datos no salgan de Bolivia y por lo tanto mejora la velocidad que experimenta el usuario.

P. ¿Cómo cataloga la región respecto al resto del mundo?

H.G.:En promedio bastante mal, los costos son entre 3 y 5 veces más altos y la calidad menor, pero nuevamente depende del país. En Montevideo se pueden obtener servicios comparables a cualquier país desarrollado, pero no es el caso de la mayoría de los países.

P. ¿Qué otros escollos hay?

H.G.: Se debe seguir avanzando en modernizar la legislación para fomentar la inversión y la competencia, desarrollar planes de conectividad que completen la iniciativa privada, y capacitar a la gente en el uso de TICs.

Desafíos

Las tareas que debe afrontar con prioridad el país

Momento. Según la UIT, el número de abonados a la telefonía móvil supera actualmente al total de la población mundial, alrededor de siete mil millones, y los abonados a la banda ancha móvil activos superan los 2.100 millones  el triple que los 700 millones de conexiones de banda ancha fija en todo el mundo. Además, lo más alentador de todo es que este progreso se ha experimentado sobre todo en los países en desarrollo, que suman más del 90% de los nuevos abonados a móvil celular netos y el 82% de nuevos usuarios de Internet desde principios de 2010.

Reto país.  Según los expertos, Bolivia, debe tomar en serio sus políticas de expansión, mejora de la calidad y bajos costos en internet de banda ancha. "El gobierno debe hacer más ciencia que politiquería. Necesitamos preparar a nuestro ejércitos de intelectuales con niveles altamente competitivos y dejar que la ciencia y la tecnología en nuestro país deje de ser solo un anécdota o un esfuerzo aislado", enfatiza José Sanabria.

Tareas. Para Luis Rejas, del Colectivo Más y Mejor Internet, está bien que el Estado tome medidas para crear infraestructura de transporte de datos; pero también debería crear incentivos para que la empresa privada (de todos los tamaños) e incluso las iniciativas ciudadanas, se unan a esta labor. "En nuestro país parece que le prestamos poca importancia a los derechos del consumidor , pero en eso hay que trabajar y establecer normas serias y en defensa del usuario.

Punto de Vista

"Es hora de entender que estamos en la era digital "

Bolivia es un país maravilloso que empieza a mostrar un gran crecimiento desde varios puntos de vista. Desde su crecimiento económico, hasta la llegada de franquicias de todo el mundo; desde la exportación de lo “boliviano”, hasta el boom de la construcción.

Sin embargo todavía existe ese pequeño detalle llamado “Internet” que es nuestra materia pendiente. Internet no es solo un servicio de consumo para las personas, es una herramienta que puede beneficiar al país de diversas formas e inclusive apoyar al crecimiento que tenemos de maneras que no imaginamos. Gracias a Internet podemos llegar a globalizarnos al mismo nivel que cualquier país del mundo, podemos generar inclusive negocios, comunicación, marketing y también reflejar nuestro crecimiento en los informes de internet que se hacen constantemente sobre Latinoamérica.

No debemos hacer la vista gorda al tema porque llegado el momento que realmente sea algo 100% indispensable, será tarde.

Es hora de invertir para mejorar la accesibilidad, la bajada del precio, la subida de la velocidad y la garantía de un servicio estable y seguro como el resto de los países de la región.

Es hora, de que Bolivia, entienda que estamos en la era digital y que Internet, es ya una obligación en nuestra agenda de crecimiento.

En resumen, Internet es la materia pendiente que tiene el país y que la gente, ya está comenzando a reclamar, porque necesita de esta herramienta al igual que cualquier país del mundo'.// El Día (BO)

Publicar un comentario en la entrada

Todo comentario es bienvenido y se agradece. Comenta dentro del marco del respeto y evita hacerlo como "ANÓNIMO" (Sobretodo si quieres recibir respuesta). Si tienes alguna sugerencia escribe a través del formulario de contacto.

Start typing and press Enter to search