El Alto: El 66% del costo operacional del Sariri es subvencionado

La subvención de los buses Sariri supera los Bs 600.000 mensuales, lo que representa el 66% del costo de operaciones del servicio municipal. Las recaudaciones suman cerca de Bs 324.630 al mes, mientras que los egresos superan los Bs 964.666.

Estos resultados fueron calculados sobre la base de las cifras de recaudación y gastos que proporcionó el secretario municipal de Movilidad Urbana y Transporte de El Alto, Lorenzo Quispe, quien informó que desde el 3 de marzo hasta el 14 de mayo (72 días), el recorrido de los buses Sariri logró recaudar un total de Bs 790.000.

También dijo que la Alcaldía paga a 120 choferes salarios de Bs 3.000 y de Bs 1.900 a 240 asistentes y cobradores, lo que equivale a un monto global de Bs 816.000 de manera mensual por concepto de sueldos y  salarios.

Bus Sariri en El AltoEn lo que respecta al combustible, los buses necesitan un total de Bs 446.000 para tres meses, de forma mensual, equivale a Bs 148.666. La suma de la planilla salarial y los gastos de combustible  es de Bs. 964.666.

A esto se puede añadir, que cada bus necesita mantenimiento por cada 5.000 kilómetros de recorrido, distancia que logra completar en aproximadamente  dos meses. Para este servicio se eroga Bs 4.000 por cada automotor , explicó Quispe. Esta figura implica que la subvención de los vehículos municipales sería aún mayor, dependiendo de la frecuencia con la que se requiera el mantenimiento.

Hace un mes exactamente, el secretario edil de Transporte sostuvo que los pasajes deberían elevarse a Bs 4,60 para poder cubrir los costos de operaciones, pero estas declaraciones causaron reacciones de la Alcaldía y las organizaciones sociales, por lo que el funcionario municipal ya no quiso referiste a este tema.

Ajustes. El secretario de Transporte de la Federación de Juntas Vecinales, (Fejuve), Renán Cabezas, indicó que la Alcaldía debería hacer ajustes en estos temas, pero que también deberá presentar informes sobre la situación económica y física de los Sariri.

“Hemos solicitado un informe desde hace semanas, pero no nos lo proporcionaron, queremos saber el estado en el que se dejan estos buses y muchas obras, para poder fiscalizar o encarar los retos en la nueva gestión edil”, expresó.

Al respecto, Lorenzo Quispe señaló que se trabaja para dejar en las mejores condiciones todo lo relacionado a transporte. “Por eso hemos intervenido en la terminal para su traslado, porque ese lugar debe ser de circulación de los buses Sariri, también hemos sacado 52 buses para que presten servicio, hay más temas pero éstos son los principales, para los vecinos”, agregó.

La autoridad dijo que para la siguiente gestión municipal, las autoridades deberán trabajar sobre las cifras y los datos que se les entregará, entre ellos la relacionada a la subvención de gasolina de los buses. Recordó que el Ejecutivo municipal pidió al Concejo aprobar un presupuesto total de Bs 446.000 por tres meses para la compra de diésel de los Sariri. Anunció también que para 2016 se debe crear una empresa municipal de transporte que regule a la flota de 60 buses.

Alcaldía prescindirá de 120 asistentes de bus

El gobierno local prescindirá de los servicios de 120 asistentes, de quienes vence su contrato el 31 de mayo, informó el secretario municipal de Movilidad Urbana y Transporte, Lorenzo Quispe. “Muchos dirigentes de las organizaciones sociales han cuestionado su presencia dentro de los buses y dijeron que solo significa un gasto”, dijo.

Quispe aseguró que ya no se los recontratará. Los asistentes estaban a cargo de explicar a los pasajeros puntos de parada, qué está o no permitido en el bus, entre otras cosas. Por otra parte,  aseguró que se realizará una evaluación a los 120 choferes y 120 cobradores y se definirá si éstos continúan o se contratará a nuevo personal.

Inician el traslado de la terminal alteña

Funcionarios de la Alcaldía de El Alto y la subalcaldía del Distrito 1 iniciaron ayer la reubicación de la terminal de buses de transporte interdepartamental, a tres cuadras de donde se halla actualmente, en la calle Evadidos del Paraguay de Villa Bolívar A en la Ceja.

Al menos 50 funcionarios ediles, entre los que había guardias municipales de transporte, evitaron que los buses ingresen a esta vía por la avenida Héroes del Kilómetro 7 y los desviaron a tres cuadras hacia el sur, cerca de la entrada del aeropuerto.

“El objetivo es recuperar el sector, para que los buses Sariri puedan circular de forma rápida y no causen atolladeros, lo mismo que los minibuses que van a Ciudad Satélite”, explicó el secretario municipal de Movilidad Urbana y Transporte, Lorenzo Quispe.

Sin embargo, el secretario ejecutivo del Sindicato Mixto de Ómnibuses de esta urbe, Félix Vargas, aseguró que la medida es un atropello y una provocación por parte del gobierno local. “Si no existe una solución coordinada, porque estamos abiertos al diálogo, vamos a bloquear los principales accesos, ésa es la única forma de llegar a un entendimiento en este país”, dijo.

La Guardia Municipal con uniforme anaranjado y los funcionarios ediles con chalecos verdes se apostaron en la avenida Héroes del Kilómetro 7, colocaron conos para evitar el giro de los buses y el ingreso a la calle que funciona como terminal y enviaron a los motorizados a tres cuadras más hacia el sur de la misma zona.

No obstante, los choferes, una hora más tarde, comenzaron a estacionar los buses en la avenida 6 de Marzo, lo que causó congestionamiento vehicular, sin que ningún guardia ni funcionario edil, menos efectivos de Tránsito ordene el caos que se generó. Quispe manifestó que se desplegará todo el personal que sea necesario y por el tiempo que se requiera hasta que los operadores cumplan con la nueva parada.// La Razón (COM)

Comentarios