La Paz: Defensoría atiende 25 casos de bullying en cinco meses

En lo que va del año, la Defensoría Municipal de La Paz recibió 25 denuncias de bullying o acoso escolar; la mayoría de ellas proviene de unidades educativas privadas de los macrodistritos Centro, Sur y Max Paredes.

“Las denuncias se refieren a violencia física y psicológica. El hostigamiento es uno de los hechos frecuentes entre los estudiantes, al igual que la exclusión, la intimidación, las amenazas físicas y psicológicas”, informó el director de la Defensoría, Cristian Terrazas. El mayor porcentaje de los casos se presentó en estudiantes de secundaria, según el reporte.

Una vez hecha la denuncia, la Defensoría identifica a las víctimas y a los agresores para darles apoyo psicológico. También se trabaja con padres y madres de familia, a quienes la instancia considera “los mejores aliados para prevenir este tipo de violencia”.

Bullying ern La Paz, BoliviaUna medida de respuesta a esta problemática es el programa Constructores del Buen Trato, con el cual la Alcaldía realiza talleres sobre acoso escolar con estudiantes, profesores y padres de familia. Hasta este mes, el plan fue aplicado en 23 colegios fiscales, de convenio y particulares.

Terrazas mencionó que se logró capacitar a 2.459 personas. “La capacitación es una forma de prevenir los casos de bullying”. La población estudiantil del municipio de La Paz, al igual que los profesores y padres de familia, cuentan con la línea gratuita 156 para denunciar casos de acoso escolar al interior de los colegios.

La Ley Municipal 044 establece las medidas jurídicas, institucionales y sociales para promover la generación de un ambiente escolar caracterizado por la convivencia armónica, pacífica y libre de violencia en las unidades educativas de la urbe paceña. La norma especifica cuatro tipos de violencia escolar: física, cuando hay ataques directos a la humanidad o a las pertenencias de un estudiante; psicológica, cuando hay burlas, tratos humillantes, amenazas y amedrentamiento.

La violencia verbal es el tercer tipo y está referida a insultos, apodos y críticas en público; la social es la que comprende actos discriminatorios, exclusión, segregación y subalternización al alumno. Este medio publicó el 9 de mayo que los adolescentes son los más vulnerables, según investigaciones de ECO Jóvenes.// La Razón (COM)

Comentarios