¿Cuán potable es el agua de la pila en las ciudades de La Paz y El Alto?

El 94%[1] de los miembros de INESAD, que vivimos distribuidos alrededor de la ciudad de La Paz, NO tomamos agua directamente de la pila. Existe en general desconfianza sobre la pureza del agua, debido a la posibilidad de contaminación en primera instancia y también por su sabor, consistencia y color. Es decir, existe la percepción que la calidad del agua de La Paz es mala y que requiere además del proceso regular de potabilización ser hervida e inclusive filtrada antes de su consumo final.

Las autoras nos pusimos la tarea de evaluar la veracidad de estas percepciones y la calidad del agua domiciliaria, tomando cuatro muestras en La Paz y una en El Alto, provenientes de las plantas de Tilata, Achachicala y Pampahasi. En el Laboratorio de Calidad Ambiental, evaluamos la calidad de agua de las muestras por conductividad, pH y coliformes totales (tabla 1) y  como parámetro de comparación también analizamos agua embotellada (Vital) y un refresco efervescente (Coca-cola). Posteriormente para evaluar la percepción de calidad sobre color, olor y sabor  del agua hicimos un test a ciegas de 15 muestras de agua alrededor de la ciudad de La Paz.

¿Qué encontramos en el Laboratorio de Calidad Ambiental?
Encontramos que el agua muestreada esta dentro de los parámetros establecidos por la norma (tabla 1). Inclusive Coca-Cola está dentro de los estándares de la norma Boliviana referente a su conductividad. Lo más importante del análisis es que no existen coliformes en las dos muestras con mayor probabilidad de tener bacterias, lo que implica que se puede consumir esta agua sin riesgo a enfermarse.

Tabla 1: Resultados físicos y microbiológicos de las muestras de agua
Agua en El Alto
El responsable del Laboratorio de Calidad Ambiental (LCA), Jaime Chincheros, indica que dos veces al año se hacen muestreos del agua de las plantas de potabilización y que los resultados de los análisis microbiológicos y de metales pesados indican que caen dentro del rango que establece la norma. Sin embargo, permanece la interrogante del muestreo después del paso por la red de distribución, es decir, el muestro de las pilas en nuestro hogares.

Si bien se necesitan estudios más profundos para determinar si la calidad de agua doméstica de las ciudades de La Paz y El Alto es apta para el consumo humano directo, es certero decir que la percepción generalizada que se tiene en el INESAD de que no es recomendable tomar agua de la pila es errónea.

Según nuestro análisis en laboratorio el agua de la pila provista por tres plantas de tratamiento tiene la misma calidad que el agua embotellada en cuanto a pH, conductividad y pureza (ausencia de microorganismos). Dos litros de agua embotellada cuestan 6 bolivianos (Bs.)  mientras pagamos por 1000 litros de agua para consumo doméstico solo Bs.  2, 27. Consumiendo agua de la pila, como en otros países, reduciríamos el consumo de agua embotellada cuyos recipientes desechables son altamente contaminantes.

Percepciones del sabor, olor y color en INESAD
Como complemento a los análisis de laboratorio, 14 miembros de INESAD hicimos una evaluación a ciegas[2] del sabor, olor, y color del agua – características organolépticas-en distintos puntos de la ciudad de La Paz. Es decir, los miembros no sabían de dónde provenía el agua que estaban evaluando y usamos como control aguas mineral Viscachani, agua filtrada de Bella Vista, y agua Vital (figura 1).  Partimos del principio de que el agua potable no debe tener sabor (2 puntos), ni olor (2 puntos),  ni color (2 puntos), por lo tanto el puntaje más alto a ser alcanzado es 6 mientras el más bajo 3.

Afortunadamente ninguna muestra alcanzó el menor valor. Pero se determinó que el agua colectada en Bella Vista (4,67), Auquisamana (4,75), Mallasilla (4,75) y la embotellada Viscachani (4,83) eran las que tenía más sabor.  Auquisamana era la que tenía peor olor (1,67) y la de Villa Copacabana peor color (1,58).

Figura 1. Análisis del sabor, olor y color del agua doméstica en la ciudad de La Paz.
Agua en El Alto
Encontramos en esta prueba a ciegas que el agua vital embotellada y la de Alto Obrajes tienen el  mayor puntaje (5,67), es decir son las que tienen menor sabor, olor y  color. Seguidas del agua  colectada en Achumani (5.58). Coincidentemente también testeamos a ciegas el agua filtrada del que resultó ser el agua del lugar con menor puntaje, que después del proceso de filtración, el agua de Bella Vista sube de puntuación a 5.58, lo que indica que el proceso de filtración mejora las características organolépticas del agua.

Conclusiones
Aunque este análisis no nos permite decir con certeza que el agua domiciliaria de La Paz y El Alto es completamente segura para el consumo humano, sí desmiente la percepción que el agua de la pila en estas ciudades es de mala calidad y no debe consumirse directamente. Todas las muestras recolectadas estaban dentro de los parámetros analizados y establecidos por la norma de agua potable en Bolivia. Esta es una muy buena noticia para todos aquellos preocupados por el daño ambiental causado por el uso de botellas de plástico o el alto costo del agua embotellada.

La prueba a ciegas confirmó la sospecha que no solo son percepciones sobre la potabilidad del agua, sino preferencias y variaciones en el color, sabor y olor del agua de diferentes partes de la ciudad que determinan si tomamos o no agua de la pila. Nuestra prueba también confirmó que filtrar el agua es una buena alternativa para mejorar estos aspectos considerados desagradables.

Todavía queda en duda si después de este pequeño experimento los miembros de INESAD consumirán  agua directamente de la pila de su casa sabiendo que las probabilidades de riesgo de enfermedad son bajas.  ¿Tomarías agua de la pila en tu casa?  Cuéntanos en los comentarios.
Muestras de agua de El Alto y Miraflores en Caldos de Lauryl Tryptosea para medir coliformes totales. Se contrasta con una toma de pozo en el medio que si tiene bacterias y es turbia en comparación de las otras dos.

[1] El 6% que toma agua directamente de la pila lo hace principalmente porque le da flojera hervirla o hacer un tratamiento adicional a la misma.
[2] Una vez que las muestras llegaron al INESAD solo una persona se encargo de codificar las muestras y ponerlas en recipientes idénticos solo con un numero para ser identificados.

Por Lykke E. Andersen, Susana del Granado, Anna Sophia Doyle, Gabriela Olivarez, Montserrat Valdivia// Inesad.edu.bo

No hay comentarios

Todo comentario es bienvenido y se agradece. Comenta dentro del marco del respeto y evita hacerlo como "ANÓNIMO" (Sobretodo si quieres recibir respuesta). Si tienes alguna sugerencia escribe a través del formulario de contacto.

Con la tecnología de Blogger.