29 sept. 2015

Padres de familia paralizaron El Alto con bloqueo de vías, exigen conclusión de obras en escuelas

Padres de familia de unidades educativas de El Alto instalaron al menos 20 puntos de bloqueo en calles y avenidas de la ciudad como protesta por la paralización de 175 obras del programa municipal Escuelas Dignas, que se ejecutaron sin tener un contrato regular.

Las medidas de presión se iniciaron la madrugada de ayer en el sector de Senkata y se extendieron por las principales vías de la urbe. Los lugares más conflictivos fueron Ventilla, la extranca de Río Seco, la avenida Costanera, el ingreso a Achocalla,  la carretera a Viacha y la avenida 6 de Marzo entre las calles 7 y 12.

El ministro de Gobierno, Carlos Romero, en conferencia de prensa, dio a conocer que se movilizaron cerca de 4.000 personas y en solo dos puntos se tuvo que usar gases lacrimógenos para dispersarlos y permitir la transitabilidad de vehículos.
Conflicto en El AltoLa autoridad exhortó a la Alcaldía de El Alto y a los movilizados a solucionar el conflicto por la vía del diálogo. Anunció que si persisten con estas acciones, el Gobierno aplicará medidas más drásticas y preventivas para evitar el perjuicio a la población.

En los puntos de bloqueo se pudo observar a los movilizados con estandartes, carteles que pedían la renuncia de la Alcaldesa por no recibirlos en su despacho. En las vías, colocaron piedras, quemaron llantas y evitaron el paso de los automotores.

En las puertas de la Alcaldía central, los padres de familia rompieron cables, insultaron a una guardia municipal, agredieron a dos personas y retuvieron a la secretaria de Desarrollo Social, Nancy Conde. La movilización se debe a que los padres de familia exigen a la Alcaldía, desde hace un mes, la conclusión de 175 obras del programa Escuelas Dignas que se inició durante la gestión del exalcalde Édgar Patana.

Las obras fueron paralizadas porque ninguna contaba con la documentación que acredite su ejecución. El Ejecutivo anunció que las obras se volverían a licitar, aún no se ha definido si las construcciones que han sido observadas se demolerían o si se trabajaría sobre las que ya tienen algún  avance físico. Tampoco la municipalidad tiene definido el mecanismo para solucionar el tema de pago a las firmas que se adjudicaron las mismas.

Los representantes de las empresas en conflicto pidieron demoler las obras porque éstas fueron construidas con dinero propio. Mientras que los padres se organizaron para evitar la destrucción de las construcciones.

Ante la presión, la alcaldesa de El Alto, Soledad Chapetón, convocó ayer a este sector a una reunión en el Centro de Convenciones, pero el encuentro concluyó sin acuerdos. Los padres de familia anunciaron que radicalizarán su protesta, anoche se instaló un nuevo bloqueo en la zona de Senkata.

Concejal dice que es político
Reclamo
El presidente del Concejo Municipal, Óscar Huanca, aseguró que existe una intención política en las movilizaciones de los padres de familia, porque se los invitó el jueves a una reunión para solucionar el conflicto, pero se oponen a los argumentos ediles.// La Razón.com

Publicar un comentario en la entrada

Todo comentario es bienvenido y se agradece. Comenta dentro del marco del respeto y evita hacerlo como "ANÓNIMO" (Sobretodo si quieres recibir respuesta). Si tienes alguna sugerencia escribe a través del formulario de contacto.

Start typing and press Enter to search