1 abr. 2016

Alcaldía de El Alto identifica 20 puntos de ‘trameaje’ en la ciudad

La Alcaldía de El Alto identificó 20 puntos de “trameaje” en la ciudad, donde además existen atolladeros y desorden que afectan a los usuarios. Los dirigentes se comprometieron a eliminar los recorridos por tramos, pero reconocen que hay dificultades en el control de sus afiliados.

Existen tres horarios, entre las 07.00 y 09.00, entre las 12.00 y 14.00, y entre  las 18.00 y 20.00, en los que se hace más evidente esta irregularidad. En las denominadas “horas pico” sube la demanda de pasajeros y los operadores aprovechan para cambiar sus recorridos con el fin de ganar más dinero.

Según representantes de los transportistas, el “congelamiento” de la tarifa en Bs 1, desde hace más de 15 años, es una de las causas por las que los choferes asumen esta modalidad de servicio. En tanto, los vecinos de El Alto consideran que el incumplimiento del servicio es un abuso.

Las autoridades ediles plantearon la posibilidad de elevar el pasaje a Bs 1,50, con la condición de que haya mejoras evidentes en el transporte público.
Trameaje alteñoPOSICIONES. La Federación Andina de Choferes 1 de Mayo de esta ciudad pretende elevar el pasaje a Bs 1,50, por ello planteó al gobierno local negociar una nueva tarifa. En tanto que la Federación de Juntas Vecinales (Fejuve) se opone a un incremento.

De los 20 puntos identificados por la Unidad Municipal de Regulación Vial, ocho están en el norte de la ciudad, 11 en el sur y uno en el centro de El Alto. El informe no considera a la Ceja como un punto de trameaje.

De acuerdo con la Alcaldía, los espacios más conflictivos son: el cruce a Villa Adela-Viacha, Plaza de la Cruz, la extranca a Río Seco, Puente Río Seco, exparada 8, plaza Ballivián, el puente Bolivia y la avenida Costanera.

No obstante, la queja de vecinos es permanente en los 20 puntos identificados por la Alcaldía y también por la ausencia de transporte público.

Los minibuses que incumplen sus rutas lucen sin letreros, hacen giros en U y normalmente prestan sus servicios desde esos puntos hasta la Ceja, que es el lugar más requerido.
Trameaje alteñoEn un recorrido que hizo La Razón en estos espacios, en solo cinco minutos en cada uno, se comprobó la denuncia de los vecinos sobre las irregularidades de los minibuses.

“Es que fui a cargar gasolina”, “recién estoy saliendo”, “llevé el minibús al taller y lo estoy recogiendo”, fueron algunas de las respuestas de los choferes cuando dejaban pasajeros. No obstante, luego anunciaban su salida a la misma zona de la que llegaron.

El secretario Ejecutivo de la federación de choferes de esta ciudad, Primitivo Mamani, aseguró que su sector trabaja en la reducción y eliminación del “trameaje”, pero justificó esta acción de los sindicalizados porque la tarifa del transporte no se modificó en los últimos 15 años.

“Con un boliviano ganamos lo mismo desde hace 15 años, mientras a los demás sectores han incrementado su salario. Se imaginan si los choferes cobraran solo esa tarifa, no podrían pagar las necesidades de su hogar, de sus hijos en el colegio y el mantenimiento del vehículo”, expresó.

En los últimos meses creció la disputa entre choferes y vecinos. En tanto, las autoridades ediles han promovido un diálogo tripartito que no aún no ha llegado a conclusiones.

Los presidentes de las dos federaciones de juntas vecinales, Franklin Machaca y Rolando Huanca, afirmaron en que el motivo para oponerse al alza es que hay un mal servicio.
Trameaje alteñoEn su visita a El Alto, dos expertos en transporte, César Arias y Carlos Poveda, coincidieron en que los “trameajes” deben ser eliminados para lograr un orden general en la circulación que mejore la calidad de vida de los habitantes y un mejor servicio.

Suspenden el control y analizan coordinación
Miguel Rivas
Desde enero de este año, la Alcaldía suspendió el control de los recorridos por tramos a los choferes de minibuses, debido a que éstos exigieron que solo una institución sea la que sancione.

La Policía y la Guardia Municipal de Transporte (GMT) se encargaban de controlar y sancionar a los infractores, pero un chofer podía recibir de dos a tres boletas por el mismo hecho.

El secretario Ejecutivo de la Federación Andina de Choferes 1 de Mayo, Primitivo Mamani, también observó este aspecto e informó que se solicitó a la Alcaldía coordinar con la Policía.

El secretario municipal de Movilidad Urbana, Moisés Ávila, dijo que debido a este choque de funciones se determinó que por ahora solo haya control policial.

En febrero de 2014, el gobierno local puso en vigencia el reglamento de sanciones, de la Ley Municipal de Transporte y Movilidad Urbana 010/2013, que castiga el recorrido por tramos y otras faltas de los choferes.

El año pasado, la Alcaldía percibió Bs 560.000 por la extensión de boletas de infracción a los recorridos por tramos, informó Ávila con base en datos que emitió la Dirección de Recaudaciones y Políticas Tributarias.
Trameaje alteñoPara este año, el gobierno local pretende retomar el control de las sanciones una vez que se defina claramente cuáles son las competencias de la institución del orden y cuáles de la municipalidad.

Tarifa de Bs 1,50 se condiciona al buen servicio
Miguel Rivas
El incremento de la tarifa del transporte público, de Bs 1 a Bs 1,50, está condicionado al mejoramiento del servicio por parte de los choferes sindicalizados de El Alto, que además deben eliminar el “trameaje”.

La alcaldesa Soledad Chapetón dijo que el no cumplir con este compromiso solo perjudicaría a la población que necesita movilizarse de un punto a otro para realizar diversas actividades, sean laborales, educativas, comerciales o de distensión.
“Lo que debe primar es el diálogo, desde el año pasado venimos con ese objetivo con los transportistas para mejorar el servicio. ¿Quiénes sufren más?, los vecinos de los distritos y zonas alejadas al centro de la ciudad, que pagan hasta cuatro bolivianos por llegar a sus casas”, explicó.
El gobernador de La Paz, Félix Patzi, declaró hace poco más de un mes que el pasaje interciudad prácticamente ya no existía porque los transportistas de las zonas periféricas de El Alto hacen su recorrido hacia La Paz por tramos.

Chapetón informó que luego de siete meses de diálogo en mesas de trabajo con los transportistas, ahora los distritos se encuentran difundiendo los resultados y desde esa vez hasta hoy la población manifestó su preocupación por los “trameajes”.

La propia Alcaldía realizó una encuesta a 1.000 personas y obtuvo que el 56% de la población está de acuerdo con que la tarifa de transporte público sea de Bs 1,50 solo si se eliminan los “trameajes”.

En abril de 2015 le fue entregado a la Alcaldía un estudio efectuado en 2014 por la Consultora Gerenza, en el que determina que el costo del pasaje de transporte público en El Alto debe costar Bs 1,20 en tramos cortos y Bs 1,80 en los recorridos largos.

La Federación de Juntas Vecinales (Fejuve), que preside Franklin Machaca, observó que la municipalidad realizó un preacuerdo con los choferes y firmaron un documento para elevar la tarifa del transporte público.

La Alcaldesa negó esas aseveraciones y dijo que nunca se firmaron preacuerdos y que de haber papeles firmados todos son falsos.

‘Trameajes’ provocan desorden
Los denominados “trameajes” provocan desorden en las vías y en los usuarios que esperan por movilidad para trasladarse, esencialmente a la Ceja.

En la avenida Costanera y puente Bolivia, la gente hace fila para abordar minibuses que los llevan desde este punto de parada hasta el centro de la ciudad.

Sin embargo, la fila se desordena en el momento en que llega un minibús, sin letrero ni disco y con el solo anuncio de Ceja, estaciona no en la cabeza de la fila, sino al medio de ella, entonces los que estaban al final suben primero.

Esto provoca el fastidio de quienes han estado esperando movilidad, algunos por cinco y otros hasta por 10 minutos, y cuando llega el minibús que corresponde a la línea se parquea justo en la cabeza de la hilera de personas, pero no falta quien quiera entrar sin respetar el orden.

Similares situaciones pasan en la Ceja, donde los vecinos pidieron más control ya que los choferes giran donde ven por conveniente, elevan el pasaje a Bs 1,50 y en vez de parar donde hay usuarios hacen correr a la gente detrás de ellos.

En Villa Adela, los choferes no paran si ven a mujeres mayores, ancianos o niños y escogen a sus pasajeros.// La Razón

Publicar un comentario en la entrada

Todo comentario es bienvenido y se agradece. Comenta dentro del marco del respeto y evita hacerlo como "ANÓNIMO" (Sobretodo si quieres recibir respuesta). Si tienes alguna sugerencia escribe a través del formulario de contacto.

Start typing and press Enter to search