Condominio Wiphala en El Alto: Solo 29 familias viven en la construcción de 336 departamentos

CONDOMINIO WIPHALA: SÓLO 29 FAMILIAS SE FUERON A VIVIR AL COLOSO ANDINO DE 336 DEPARTAMENTOS

A casi medio año de su inauguración, el condominio Wiphala situado en un barrio alejado de la ciudad de El Alto, sólo alberga a 29 familias distribuidas en dos bloques de los siete construidos con 336 departamentos. Los beneficiarios denuncian que la vivienda que debía ser de tipo social pretende convertirse en comercial con precios que superarán en más del 100% del original.

La urbanización El Mercedario, sector II del Distrito 4, ubicada a 15 minutos del cruce de Villa Adela de la ciudad de El Alto concitó gran atención una semana antes del referéndum para la reforma constitucional, cuando el presidente Evo Morales, inauguró el condominio Wiphala con sus siete atractivos bloques de 12 pisos pintados en medio de casas pequeñas y polvorientas por sus calles de tierra.

Pasó casi medio año desde que las familias beneficiarias bailaran y ch´allaran el condominio que ofrece pequeñas áreas verdes, parqueos, parrilleros y hasta un paso peatonal que aun sigue cerrado, sin embargo, sólo 29 familias fueron habitar algunos departamentos de los bloques rojo y naranja, mientras los otros cinco siguen vacíos.

La Agencia de Noticias Fides (ANF) se trasladó al lugar para verificar el estado del condominio, que entre otras cosas se ha convertido en un atractivo turístico urbano por ofrecer en las fachadas de los siete bloques obras de arte de Roberto Mamani Mamani denominadas: Chacha warni, Amauta, Niño Cóndor, Taika, Mallku, Jamp´atu y Llokalla.

Pero los colosos andinos están desolados, los parques están vacíos, los parrilleros abandonados y las dos puertas de ingreso a un paso peatonal se encuentran cerradas con cadenas y candados.

Pasada la algarabía de la inauguración del condominio, de manera paulatina algunas familias ingresaron a ocupar el departamento que les tocaba por sorteo y en presencia del notario de fe pública, según informó a este medio el presentante de los co-propietarios, Ovidio Ayala.

Sin embargo lamentó que luego de que el presidente Evo Morales dijera de manera textual el día de la inauguración, 15 de febrero, que el departamento tendría un costo de 42 mil dólares por tratarse de un departamento social en comparación a otros que cuestan $us 90 mil en el mercado, posteriormente la Agencia Estatal de Vivienda (Aevi) les cambió la versión a los co-propietarios a quienes les habría advertido que pagarán $us 96 mil en 30 años con financiamiento de banco de por medio.

El costo total del condominio asciende a 92 millones de bolivianos y consta de siete bloques de 12 pisos cada uno.

“El Presidente nos dijo que no se cobraría ningún interés porque los departamentos son de interés social y que no iba a haber intermediarios porque ese era trabajo de la Agencia, por ese motivo muchos nos hemos animado, hemos dicho que estaba bastante accesible, y que se estaba llevando bien el proceso de cambio, ahora nos dicen que nos cobrarán un interés del 5,5%, eso ya no es conveniente, ni social”, aseveró. 

Ayala observó que la Aevi definió un precio único para todos los departamentos cuando normalmente se aplica una tabla diferenciada en edificios, donde las unidades habitacionales de los pisos de arriba valen más que las de abajo. ANF trató de recoger la versión del nuevo director de la Agencia Estatal de Vivienda, Víctor Márquez, pero su secretario indicó que estaba en reunión, posteriormente la entidad tomó contacto con este medio para señalar que dará su versión del condominio este viernes 29 de julio.

“La ventaja es que es lindo el condominio, nos sentimos como si estuviéramos viviendo en un hotel y también es comunitario porque estamos conformando una buena vecindad (...). Pero vemos que la construcción ha sido muy a la rápida; los jardines se están secando, y cuando vemos por dentro hay bastantes dificultades en el baño, en los interruptores, los parquets están saltando de los pisos”, citó.

Este medio ingresó a un par de departamentos que están construidos sobre 82 metros cuadrados y cuentan con tres pequeños dormitorios, un living comedor, una cocina, un baño y una lavandería. Se pudo evidenciar que los pisos no fueron cepillados, hay maderas sueltas del parquet y el servicio de gas domiciliario aún no está funcionando a pesar de la instalación de la red troncal y los medidores individuales.

Una plaqueta colocada al ingreso de uno de los bloques cita que la construcción de siete multifamiliares fue realizada por la empresa constructura técnica boliviana Constructecbol durante la gestión del presidente Evo Morales y del ministro de Obras Públicas, Miltón Claros, y contó con la supervisión del fiscal de obras, Iván Imaña. Otro de los copropietarios de nombre Víctor dijo que se enteró del condominio por el internet en diciembre del año pasado y calificó para hacerse acreedor de un departamento después de demostrar un ingreso mínimo por familia de 5 mil bolivianos, tener una carga familiar, no tener deudas con ningún banco y no contar con casa.

“Me siento cómodo pero también preocupado por el tema de costos porque hay que ver cuánto será el pago mensual, no siempre padre y madre tienen trabajo e ingreso y cuando no falla es como perder un brazos (…) Se ha dicho que será de 2.150 bolivianos al mes, pero todavía no hay contratos cerrados”, dijo.

Según Víctor, en el barrio hay tiendas, ferias y hasta una posta sanitaria, mientras que las escuelas ya están al tope de su capacidad. Sin embargo consideró importante asfaltar las calles y colocar aceras, además de dar el servicio de gas domiciliario porque aunque ya esté instalada la red y sus  tendidos, las familias deben seguir comprando GLP en garrafas.

Cuestionó que por concepto de la pintura de las fachadas de los edificios, el artista Mamani Mamani haya cobrado al Estado una elevada suma de dinero.// ANF

VIDEO REPORTAJE

Comentarios