“No hay fiesta sin trago”, al menos eso parece

Vivir en El Alto

Anoche cuando la eran las 11:50 pm mientras salí asegurar la puerta de casa escuché música estruendosa que provenían de tres lugares diferentes. De los tres sólo pude distinguir uno, el que estaba a la vuelta de casa y donde quiero suponer que estaban ensayando para la próxima entrada de la zona - Pues en cuanto a las fiestas parece que en Bolivia cada santo o santa tiene su fiesta, y como existen tantos santos y santas en los almanaques ya se imaginarán la cantidad de fiestas que existen-.

EL TRAGO SIEMPRE ESTÁ PRESENTE

Recuerdo que los del ensayo que menciono hace tres semanas ya estaban ensayando. Aunque en realidad no me consta que lo hayan hecho porque ese día cuando pasé por el lugar estaban empezando a consumir bebidas alcohólicas y los presentes charlaban. Cuando regresé un par de horas después estaban haciendo de todo, menos ensayar; estaban bebiendo alegremente olvidándose totalmente del motivo de la reunión que era ensayar para la entrada folklórica.

Quedé sorprendido al ver que entre los presentes había gente que no estaba abrigada, vestían una polera y una chompa encima. Yo que estaba abrigado con chamarra y una chalina seguía sintiendo frío mientras pasaba por el lugar. Digo esto porque el frío en estas fechas llega a los 0º centígrados por lo que tenemos que abrigarnos cual esquimales para soportar las inclemencias del tiempo.

¿POR QUÉ NO HAY FIESTA SIN ALCOHOL?

Hombres y mujeres ya somos dependientes de las bebidas alcohólicas o al menos eso se puede deducir de nuestros actos. hasta ahora no recuerdo haber visto una entrada folklórica donde no haya reinado el alcohol (salvo los de colegio). En vano los organizadores de entradas como la del Gran Poder, del Carnaval de Oruro y de las entradas universitarias nos prometen que no habrá consumos de alcohol.

Uno de los extremos en este sentido ha sido lo ocurrido en Quillacollo, Cochabamba donde los “devotos a la virgen” han amenazado con no participar en la entrada folklórica en honor a la Virgen de Urcupiña porque el municipio del lugar ha prohibido el consumo y la venta de bebidas alcohólicas. Después de hacer sus pataletas de niños malcriados han tenido que acatar la norma porque estaban quedando mal parados frente a la sociedad.

LO MALO NO ES BEBER, SINO NO SABER HACERLO

Más allá de de esta tara social no considero que sea malo consumir bebidas alcohólicas; lo negativo es cuando las personas que beben lo hacen sin control y terminan en estados inconvenientes, revolcándose literalmente en el piso, peleándose con los “amigos”, generando violencia intrafamiliar con la mujer y los hijos.

Lo peor es que parece que nadie se salva, ya que hasta nuestras autoridades caen ante el alcohol; menciono entre algunos a Félix Patzi, Fidel Surco, Walter Guiteras, Jaime Paz Zamora, etc.

Y SEGUIREMOS ASÍ

Mientras no haya un cambio dentro la familia y especialmente en los padres. En más de una ocasión he visto a niños y niñas yendo a comprar cervezas a la tienda con botellas en mano por encargo de sus padres.

Lo gracioso es que después se quejan de que los hijos ya no se comportan, son desobedientes y no comprenden porque se emborrachan Sonrisa

PD. Ayer vi tres jóvenes borrachos, uno de los cuales estaba totalmente perdido que cayó al suelo cual si fuera un saco de papas.

No hay comentarios

Todo comentario es bienvenido y se agradece. Comenta dentro del marco del respeto y evita hacerlo como "ANÓNIMO" (Sobretodo si quieres recibir respuesta). Si tienes alguna sugerencia escribe a través del formulario de contacto.

Con la tecnología de Blogger.