El uso de “malas palabras” se vuelve común en los colegios #ElAlto

Para los estudiantes del nivel secundario de El Alto emplear  "malas palabras” en su vocabulario  al interior  de las unidades educativas se volvió común, según  revela el estudio titulado "Juegos, Palabras e Interacciones Estudiantiles”, realizado  por el Centro Boliviano de Investigación y Acción Educativas (Cebiae).

La investigadora Ginelda Carrillo informó que  los alumnos   de primero y sexto de secundaria confirmaron  que el uso de "malas palabras” se ha vuelto común dentro de los colegios; sin embargo, hicieron   notar que son cuidadosos cuando las emplean. "Saben en qué ocasión y  sobre todo con quiénes las usan”, dijo.

Entre los vocablos  más comunes están: "carajo, perra o perro, entre otros”.

El estudio se basa en  125 entrevistas a  estudiantes  varones y mujeres de  cuatro establecimientos fiscales  de varios distritos de la urbe alteña.

Colegios en El AltoA decir de la investigadora, el uso de estos términos  es  más común entre los   varones, quienes  los utilizan ya sea para confraternizar,  insultar, para  defenderse o como un simple recurso del lenguaje que no llega a ser considerado una palabra agraviante para los otros compañeros.

"Yo creo que depende del tono de voz o con la ironía que lo diga. Si le digo ‘carajo’, así no más, no ofende, pero si le dijera gritando se lo interpretaría de otra forma”, comentó un estudiante. Incluso otro contó que a veces se lo usa con cariño "vení, carajito”.

En el caso de  las estudiantes mujeres, muy pocas  recurren a esta dicción, porque consideran que es de mala educación.

Aunque otras resaltan que "una palabra será considerada  mala dependiendo del contexto” en que sea mencionada y el énfasis conque se la emplea. "Para ellas la palabra en sí  no es mala, mucho dependerá cómo se la haya dicho”, señala  el informe.

De acuerdo con la pedagoga  Lisset Coronel, el uso de este lenguaje  entre los estudiantes refleja una falta de valores.

"Son palabras groseras que no las deben tomar en cuenta en su lenguaje” precisó, aunque justificó que es habitual que los adolescentes recurran a estas expresiones  para ser aceptados.

El estudio también indica que hay grupos de estudiantes que modifican los vocablos, aunque no el significado como: arroz es igual a zorra o rro-pe a  perro. O la frase "besa mi pobre corazón”.

Prefieren que los conflictos se resuelvan

Los estudiantes mencionan que prefieren que los conflictos se resuelvan entre ellos y no intervengan los adultos o los maestros, según destaca el estudio  titulado "Juegos, Palabras e Interacciones Estudiantiles”, hecho por el Centro Boliviano de Investigación y Acción Educativas (Cebiae).

De acuerdo con   la investigadora  Ginelda Carrillo, los conflictos pueden ser verbales cuando existen insultos; físicos cuando también hay golpes, empujones, o por malentendidos, cuando suponen que interpretaron mal alguna actitud o un punto de vista.  "Si el conflicto es de varones, éstos prefieren que sean resueltos entre ellos, porque no quieren agravar la situación, ya que al final sólo la pelea se puede resolver y no se pierde la amistad”,  señaló la profesional.

Carrillo explicó que cuando un docente o los padres de familia son parte del conflicto, muchas veces se lleva a que la institución tome otras medidas y eso perjudicará a sus compañeros.

En  tanto, las mujeres dicen que con una pelea se rompe la amistad definitivamente.

Los  apodos

Estudiantes  De acuerdo con el estudio, los adolescentes ponen apodos a sus compañeros por sus apellidos, las actividades que realizan o por su apariencia física.

Apodos    Por la actividad, si los padres de un estudiante venden cebolla le dicen  cebollero. Por su  apellido Kauna, le dicen huevo, en alusión a que k’auna en aymara significa huevo. Por su apariencia física, por ejemplo a una flaquita le dicen liguita, ya que es delgada.

Lugares de esparcimiento  El informe resalta que, según los jóvenes,   en las unidades educativas faltan espacios y tiempos de conversación sobre temáticas que les incumban y beneficien. Los asuntos más comunes son los de índole personal.// Página Siete (BO)

No hay comentarios

Todo comentario es bienvenido y se agradece. Comenta dentro del marco del respeto y evita hacerlo como "ANÓNIMO" (Sobretodo si quieres recibir respuesta). Si tienes alguna sugerencia escribe a través del formulario de contacto.

Con la tecnología de Blogger.