Zoonosis de El Alto recomienda NO comprar pejerrey de cola amarilla

El jefe de la Unidad de Zoonosis del Gobierno Municipal de El Alto, Remberto Cruz, dijo que la venta de los pescados peruanos, pejerrey de cola amarilla y Karachi de cabeza amarilla, no están permitidos y pidió a la población tener cuidado a la hora de adquirir estos alimentos.

“A la población más que todo llamo a que debe tener mucho cuidado a la hora de comprar estos pescados, pejerrey de cola amarilla y Karachi de cabeza amarilla, que se encuentran en venta (en algunos sectores de la ciudad) porque entra de contrabando”, afirmó.

Alimentos en El AltoAgregó que la comercialización de estas dos especies no está permitida porque, como entran de contrabando, no pasan por ningún control de sanidad.

Además “nosotros hicimos las investigaciones correspondientes y los mismos no estarían permitidos para la venta (ni) en su país, entonces por eso lo estarían trayendo de contrabando a Bolivia, principalmente a El Alto, que está más cerca a Perú”, explicó.

Por su parte, Celestina Mamani, secretaria general de la Asociación 10 de Agosto de la Ceja de El Alto, indicó que sus afiliados no venden ningún pescado del mar  peruano porque no tiene ninguna garantía para el consumo.

“Viene pescado de Perú, viene del mar, pero en mi sector no vende eso porque no está garantizado, los que (comercializan esos productos) son los ambulantes, nosotros sabemos que viene de lejos y no llega fresco a nuestro país,  mi sector lo único que vende es pescado del lago Titicaca”, remarcó.

Capacitación

Cruz informó que como gobierno municipal, de acuerdo a una ordenanza vigente desde 2006, están en proceso de capacitación de los todos comerciantes de pescado y de todas las asociaciones legalmente establecidas.

“Es nuestra obligación hacer una capacitación a todas las vendedoras de pescado con el fin de que no incurran en la venta de pescados en mal estado, pescados que no están permitidos para la venta a la población”, remarcó.

Piden mayor control

Final Los Andes de El Alto es el sitio a donde llega todo tipo de pescados y a ese lugar los comerciantes al detalle acuden para adquirir el producto por arroba.

Sin embargo, según Mamani, no hay ningún control de las autoridades locales o nacionales en este sector de la ciudad, por lo que el precio del pescado varía en cuestión de horas. 

“Queremos control, porque cuando no llega mucho pescado, hacen subir mucho el precio, por ejemplo, la lata de ispi en la mañana está 50 bolivianos y en la tarde, cuando ya no hay mucho, hacen subir a 200 y 300 bolivianos”, manifestó.

Usualmente, la arroba del pejerrey cuesta en Los Andes entre 750 a 340 bolivianos, según el tamaño de cada pescado. En cambio la trucha oscila entre 320 y 300 bolivianos.

Anuncian operativos

Ante el acercamiento de las fechas de Semana Santa, cuando más pescado se consume, Cruz aseguró que saldrán con todos los técnicos de su unidad a realizar operativos.

“Como Gobierno Municipal haremos los operativos correspondientes, el control, sin embargo, cabe recordar a la ama de casa que el pescado fresco es brilloso y su carne es rojiza, cuando ya está deteriorado, se vuelve más café y pierde su brillo”, apuntó.// Erbol (BO)

No hay comentarios

Todo comentario es bienvenido y se agradece. Comenta dentro del marco del respeto y evita hacerlo como "ANÓNIMO" (Sobretodo si quieres recibir respuesta). Si tienes alguna sugerencia escribe a través del formulario de contacto.

Con la tecnología de Blogger.