Suben los casos de violación a menores varones en El Alto

Los casos de agresiones y abusos sexuales a menores de edad varones se incrementaron, según la Defensoría de la Niñez y Adolescencia (DNA) de El Alto. En 2013 se realizaron dos denuncias, 12 se conocieron en 2014 y en los primeros tres meses de 2015 se reportaron dos violaciones. 

La jefa de esta unidad, Rosario Maquera, explicó que este incremento llamó la atención al grupo profesional multidisciplinario de la DNA porque las estadísticas siempre desvelaban hasta dos casos de menores de edad varones víctimas de este delito. En 2013, por ejemplo, se reportaron un total de “60 casos de agresiones sexuales, de los cuales 58 víctimas eran mujeres y dos han sido varones menores de 16 años”, aclaró.

En 2014, también se reportaron 60 denuncias de agresiones sexuales, pero las víctimas varones se incrementaron hasta 12. Las víctimas están entre los 9 y 13 años, según los datos registrados en la DNA y es en el entorno familiar el lugar donde más se producen los hechos delictivos.

Violaciones en El AltoAnálisis. Maquera explicó que el grupo de profesionales conformado por abogados, trabajadoras sociales y psicólogas han concluido que el incremento de violaciones a menores de edad se debe a diversos factores, entre ellos la proliferación de venta de videos pornográficos, la aparición de lenocinios clandestinos y la falta de educación y formación de valores en los hogares y las unidades educativas.

“Las agresiones sexuales sean a niñas o niños deben tener las mismas repercusiones, el mismo seguimiento y sanciones para los autores. Pero existe una atracción hacia los varones y eso distorsiona aún más esta problemática y llama la atención”, afirmó. Una vez que se conoce a las víctimas, la DNA tiene en custodia a los menores y desde allí se hace un trabajo de rehabilitación psicológica, debido a los traumas que deja la agresión.

“Esta es solo una parte de lo que hacemos, porque solo hablamos de esta problemática, la agresión sexual, en realidad hay más casos a los que debemos atender que ingresan con diferentes tipologías”, agregó.  La psicóloga Lilian Rodríguez aseguró que las consecuencias de una violación a menores de edad pueden traer consigo muchos problemas.

Tanto los adolescentes como los niños o niñas suelen retraer su actitud positiva, se los aprecia más tímidos, bajan de notas, quieren estar solos y en el caso de los adolescentes buscan otra vida fuera del hogar en el que fueron agredidos sexualmente. “Por ejemplo las adolescentes tienden a retraerse, su conducta es agresiva, no físicamente, sino emocionalmente, porque están siempre a la defensiva y eso se explica por lo que les ha ocurrido”.

En esta Defensoría, el año pasado se registraron 22.000 casos de niños, niñas y adolescentes que sufrieron algún tipo de maltrato; de esta cifra, el 50%, es decir 11.000 casos estuvieron relacionados con adolescentes con mala conducta debido al consumo de bebidas alcohólicas.

Los jóvenes entre varones y mujeres están entre los 12 y 17 años, quienes además de consumir alcohol, estuvieron inmiscuidos en riñas, peleas callejeras, abuso sexual, embarazos no deseados, relaciones sexuales a temprana edad y conducta agresiva.

Maquera afirmó que no se puede determinar una sola raíz del problema, algunos de los jóvenes implicados vienen de hogares disgregados, otros porque los padres los maltratan o no los atienden y se despreocupan de las actividades que hacen sus hijos durante el día en la casa o el colegio.

Hay más de maltrato físico

Reporte

En la Defensoría de la Niñez y Adolescencia (DNA) 24 horas se registran más casos de maltrato físico que psicológico; del total de los hechos ingresados, generalmente el 30% corresponde a esta tipología y el 25% es de maltrato psicológico.// La Razón (COM)

Comentarios