Carpinteros en El Alto dejan el oficio para hacerse albañiles

En 2013 Damián Vargas, un carpintero alteño, tenía a su cargo cuatro ayudantes para su negocio.

Un tornero, talladores y acabadores ayudaban a construir los muebles que comercializaba en la zona Sur de La Paz, aún  era un negocio próspero, hoy languidece.

Estos últimos cuatro años, los impuestos, los productos "chinos”, el precio de la materia prima, el incremento salarial y,  ahora, el alza de la tarifa de luz, acabaron poco a poco con el pequeño emprendimiento. Hoy,  sólo él es la única fuerza laboral que  lucha para  evitar que se extinga su fuente laboral.

Muebles en El Alto De cuatro juegos de mesa que elaboraba al mes, ahora sólo alcanza a elaborar uno y lo hace sólo a pedido, pues no hay demanda ni tampoco las posibilidades de aumentar producción. "Un juego de mesa cuesta 4.000 bolivianos, ahora ¿quién  va a comprar eso?”, se pregunta.

La historia de muchos trabajadores artesanos en madera es la misma, varios optaron por dedicarse a otro oficio para obtener  sustento. "Algunos se dedican a la albañilería”, explicó Vargas,

presidente de la federación de artesanos en madera. Alertó, además, que de 5.000 afiliados en El Alto, la agrupación ahora sólo cuenta con 2.500. "Casi el 50% cambió de rubro”, lamentó.

"Están llegando puertas, gambas, zócalos a un precio que no podemos compensar (…). Impuestos Internos nos quiere poner en el régimen general, pero no tenemos la posibilidad de pagar, porque primero los materiales de insumo subieron en 80%, el consumo y acabado, igual; ahora, con el incremento de energía, es peor”, así resumió todas las condicionantes que afectan  a la producción nacional. "Nos están asfixiando”, completó.

Relató que antes usaba madera mara, una de las de mejor calidad y mejor cotizadas,  para elaborar los muebles. Puertas, ventanas, roperos, catres, sillones, juegos de mesa, era la variedad de su producción. Ahora, en cambio, usan madera blanca, para economizar con los precios. Es una de las pocas posibilidades que tiene el sector para reducir costos. "No podemos competir con los chinos porque tienen tecnología avanzada”, indicó.

Vargas alertó que esta crisis se replica en todo el país, por esa razón el próximo 24 desarrollarán un ampliado  nacional. "Vamos a hacer petición al Gobierno nacional para que nos escuche”, señaló. "Vamos a plantear nuestros problemas”, indicó.

Los carpinteros  están en emergencia. El dirigente Vargas alertó que el sector tomará medidas en caso de no ser atendidos  por el Gobierno central.

El sector de artesanos en madera no es el único afectado. Los trabajadores en metal mecánica deben lidiar con el ingreso de fierro peruano. "Dos rubros estamos afectados”, explicó.// Página Siete

No hay comentarios

Todo comentario es bienvenido y se agradece. Comenta dentro del marco del respeto y evita hacerlo como "ANÓNIMO" (Sobretodo si quieres recibir respuesta). Si tienes alguna sugerencia escribe a través del formulario de contacto.

Con la tecnología de Blogger.